Por ley, buscan meter en cintura a los taxistas

El proyecto busca acabar con las engorrosas prácticas de los transportadores como “yo por allá no voy”, “no tengo vueltas” o “eso fue lo que marcó”.

El movimiento Mira radicará este martes un proyecto de ley que busca mejorar la calidad del servicio de taxi, iniciativa que nació ante las reiteradas quejas de los usuarios en todo el país.

La intención es establecer sanciones por la vía legislativa para acabar con cuestionadas prácticas de los transportadores como “yo por allá no voy”, “no tengo vueltas” o “eso fue lo que marcó”.

La radicación del proyecto, promovida por el representante Carlos Guevara, estará acompañada tanto de taxistas, como usuarios de este servicio.

De comprobarse el mal servicio o las irregularidades habrá sanciones económicas para la empresa o para el conductor:

1. Omitir la prestación del servicio cuando este sea requerido por el usuario exceptuando que se encuentre fuera de servicio.
2. No acatar las solicitudes del usuario en cuanto al volumen del radio, ruta escogida y uso de dispositivos móviles durante la prestación del servicio.
3. Fumar, consumir alimentos o bebidas durante la prestación del servicio.
4. Tener el vehículo en condiciones de desaseo.
5. No disponer del dinero en la cantidad o de las denominaciones necesarias en el momento del pago de la carrera para que no se presenten contratiempos.
6. Cobrar por servicios no prestados, adulterar el método de medición del servicio (taxímetro) o aumentar de forma injustificada el valor del servicio.
7. Realizar maniobras que pongan en riesgo la vida o la integridad física  del usuario.
8. No tener en lugar visible para el usuario la identificación del conductor y del vehículo.
9. No exigir la utilización del cinturón de seguridad por parte del usuario.
10. Tratar de forma deshonrosa, denigrante o irrespetuosa al usuario y/o a los demás actores de la vía.

Además, el proyecto tiene como propósito que el SENA diseñe y ofrezca programas de formación complementarios dirigidos a los conductores de taxi con aspectos como: aprendizaje de segunda lengua, finanzas, contabilidad y desarrollo empresarial.

A las empresas se sancionarán hasta con diez salarios mínimos mensuales legales vigentes y a los taxistas sanciones pedagógicas y hasta con un salario mínimo mensual legal vigente que lo cobrará directamente la Secretaría de Tránsito. En el caso de las empresas las sanciones serán cobradas por la superintendencia de Puertos y Transporte.