Ley de amnistía agilizará conformación de esquema de seguridad para Farc: UNP

El director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Mora, explicó que solo excombatientes indultados, amnistiados y sin ningún proceso penal podrán conformar el Cuerpo de Seguridad y Protección

El director de la UNP explicó que solo indultados y amnistiados podrán conformar cuerpo de seguridad para proteger a las Farc / Foto: Archivo

Mientras la ley de amnistía avanza en modo ‘fast track’ en el Congreso –le restan dos debates previstos para la próxima semana-, las Farc se siguen trasladando hacia las zonas de ubicación, a la espera de que se fortaleza su situación jurídica y, sobre todo, pueda entrar en vigencia la norma que perdonará por delitos políticos y conexos a cientos y cientos de guerrilleros para que puedan retornar a la vida civil.

Y cuando eso ocurra, surgirán nuevas amenazas. Eso es innegable, dado el antecedente histórico del exterminio de la Unión Patriótica y el más reciente, relacionado con los asesinatos consecutivos a líderes de izquierda y defensores de derechos humanos. No es un tema menor si se tiene en cuenta que las propias Farc han alertado sobre el resurgimiento de este fenómeno y, por ende, de la reintegración de sus tropas a la sociedad.

No obstante, entregar las armas a cambio de hacer política con garantías es el objetivo de todo proceso de paz. El que lideró el presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla más grande de Colombia no fue una excepción y, de esta forma, el acuerdo final de La Habana no solo defiende esta realidad sino que, además, garantiza los medios para que los integrantes del nuevo movimiento político que surja de las Farc no corra riesgos. “En las últimas reuniones hemos venido trabajando la parte normativa necesaria para poner a funcionar el programa de protección integral para los miembros de las Farc”, dijo a El Espectador el director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Mora.

Para eso, el pasado 7 de diciembre, se instaló la Mesa Técnica de Seguridad y Protección cuya responsabilidad directa está en el desarrollo de la estructura de la Subdirección Especializada de Seguridad y Protección de la UNP e identificar necesidades en materia de recursos humanos, físicos y de presupuesto requeridos para la implementación del Plan Estratégico de Seguridad y Protección. De esa Mesa Técnica hacen parte, además del director de la UNP, Juan Carlos Restrepo, Director de Seguridad Presidencial; un representante de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, el Brigadier General Julio César González, Director de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional y los representantes de las Farc, entre otros.

Entonces, ¿qué hace falta para que avance a paso firme el desarrollo de este operativo de seguridad? Varias cosas, empezando por la ley de amnistía que espera tener éxito en el Legislativo antes de terminar diciembre. Por ejemplo, la Subdirección Técnica de la UNP, según lo establece el acuerdo de paz, debe contar con la participación permanente de no menos de dos representantes del nuevo partido o movimiento político que surja del tránsito de las Farc a la vida legal, cuya tarea, además, tiene que ver con la administración, funcionamiento y operación de la Mesa Técnica y del Cuerpo de Seguridad y Protección que se va a crear.

Sobre ese último punto, del Cuerpo de Seguridad, explicó Mora, que “los esquemas son mixtos. Es decir, va a haber personas que fueron arte de las Farc, que deben cumplir un perfil específico, psicológico y de aptitudes y capacidades, y deben presentar todas las pruebas necesarias para ingresar, relacionadas con confiabilidad y pruebas físicas”. Pero, aclaró, de ese esquema solo podrán hacer parte quienes hayan sido indultados o amnistiados a través de la norma que hoy se debate en el Congreso y, adicionalmente, guerrilleros que no hayan sido procesados o condenados penalmente por ningún delito. Es decir, sobre quienes todavía no se tiene registro.

Bajo este panorama, podría afirmarse que hasta enero, las Farc podría comenzar a contar no solo con un esquema de seguridad, sin duda, necesario para el desarrollo de su vida política y, por otro lado, a capacitarse para poder ingresar a ese equipo de seguridad. “Se les va a dar una capacitación intensiva para poder ingresar como escoltas en los esquemas”, añadió el directos de la UNP.

Este Cuerpo de Seguridad tendrá enlace directo y coordinación con la Policía Nacional, y contará con la logística necesaria para que pueda operar: equipo necesario para la protección de las personas protegidas, armas adecuadas para asegurar la integridad de los protegidos a quienes, en todo caso, se les hará un estudio para verificar el grado de vulnerabilidad y amenaza en el que se encuentran.

Así, avanza otra arista del acuerdo de paz que se logró con las Farc el pasado 27 de noviembre en el Teatro Colón, en el centro de Bogotá. La responsabilidad para no echar al traste los diálogos de La Habana es mutuo y del cumplimiento bilateral de lo pactado depende, en realidad, de que la paz firmada sea estable y duradera.

Temas relacionados
últimas noticias