Ley del actor fue aprobada en segundo debate en el Senado

La iniciativa pretende garantizar los derechos laborales, culturales y de autor de los actores y actrices en el país.

Varios actores asistieron en la noche del miércoles al debate de la Ley del actor. Twitter: @velascoluisf

La buena noticia para los actores llegó en la noche de este miércoles desde el Senado, cuando se aprobó en segundo debate, por una amplia mayoría, el proyecto de ley 163 de 2016, conocido cono Ley del actor.

La iniciativa busca “garantizar los derechos laborales, culturales y de autor de los actores y actrices en Colombia”, y la campaña a favor fue promovida arduamente por los actores del país.

“Se trata de que los actores en Colombia no sigan trabajando sin dignidad, sin el cumplimiento de sus derechos laborales, sin ninguna jornada justa, sin pensión, sin salud, con muchas dificultades”, dijo Ospina.

Y es que los mismos artistas lo confirman. Para Julián Román, actor colombiano, la adquisición de nuevos derechos patrimoniales sobre las obras que realizan es vital.

"Los actores no somos ni trabajadores, ni empíricos, ni artistas, y no tenemos un rótulo y eso hace que nuestros contratos sean igual. Jornadas de 22 horas, trabajar domingos, festivos, 24 y 31 de diciembre, y todo sin prestaciones ni nada. Esto lo que consigue es que nos consideren como profesionales”, dijo Román en RCN radio.

Para que sea ley, a este proyecto aún le falta un debate en comisión y uno en plenaria de la Cámara. 

Registro Nacional de Actores

Sin embargo, varios miembros del gremio de actores han hecho resistencia porque el proyecto contempla la creación del Registro Nacional de Actores, “un instrumento para inscribir, conservar y actualizar la información de los actores, que será público y estará a cargo del Ministerio de Cultura quien garantizará su efectivo funcionamiento y financiación”.

El problema radica en que dentro de los requisitos para la inscripción están títulos profesionales y experiencias comprobables, sin embargo, se aclara que la presencia de la información del actor en este registro no es una condición para la contratación. “Las producciones podrán definir autónomamente la vinculación de actores no inscritos en el registro, siempre y cuando se les remunere conforme a los derechos establecidos en la ley”, señala el documento que explica el proyecto.