Libre Andrés Felipe Arias

El exministro de Agricultura, investigado por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, debe seguir atendiendo al llamado de la justicia. A su salida dijo que en su caso “hay una persecución política atroz”. Su juicio continúa.

 El exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias y su esposa Catalina Serrano celebran la decisión de la magistrada  Patricia Rodríguez.  / Luis Ángel
El exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias y su esposa Catalina Serrano celebran la decisión de la magistrada Patricia Rodríguez. / Luis Ángel

“Es una alegría para mi familia y mi esposa. Sólo quiero que se conozca la verdad en este proceso, con la ayuda de Dios vamos a salir adelante. En mi caso hay una persecución política atroz. Nosotros siempre obramos de buena fe y no es nuestra culpa lo que hayan hecho particulares. Sólo quiero ver a mis hijos e irme unos días para Medellín, para estar con mi familia”. Estas fueron las palabras que en medio de lágrimas pronunció el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, después de que la magistrada Patricia Rodríguez, del Tribunal Superior de Bogotá, le concediera libertad “inmediata e incondicional” a pocos días de cumplir dos años recluido en la Escuela de Caballería de Bogotá.

Arias, protagonista del proceso por el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS), uno de los casos más sonados de los últimos años, se encontraba recluido desde el 26 de julio de 2011 cuando un magistrado del mismo Tribunal lo cobijó con la medida de aseguramiento porque, en su criterio, había riesgo de que el exministro obstruyera a la justicia y presionara a los testigos del caso. Por esta misma razón a Arias le negaron su libertad en tres ocasiones.
Varias veces el exministro había indicado que, en su criterio, no existía ninguna prueba que demostrara sus intentos de obstruir a la justicia. Lo hizo una vez más al inicio de la audiencia en la que se decidió su libertad. “Pido que se me deje defender en libertad, este es un sistema en el que debe haber igualdad de armas. Parece que en este país se presume la inocencia de todos menos la de Andrés Felipe Arias”, indicó el exministro.
 Con los testimonios de 19 personas, entre ellas exfuncionarios del Ministerio de Agricultura y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que aseguraban que Arias no los había presionado, el abogado Jorge Aníbal Gómez, su defensor, solicitó ayer la libertad, aceptada por la magistrada Rodríguez.

Al final de la audiencia Gómez expresó que “esta decisión demuestra lo que hemos dicho en tantas audiencias respecto a Arias, que nunca obligó a nadie a que faltara a la verdad”. Sin embargo, esto no significa el fin del proceso contra Arias por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, un programa con el que se pretendía apoyar al agro colombiano a punta de subsidios que de forma irregular terminaron en manos de ricos hacendados, principalmente, de la Costa Caribe y el Valle del Cauca, y que les produjo a las arcas de la Nación un detrimento de cerca de $300 mil millones.

Arias debe seguir acudiendo al llamado de las autoridades para que responda por las acusaciones en su contra por parte de la Fiscalía, que ha señalado que hay muchas evidencias de que Arias fue el ‘cerebro’ de este millonario desfalco por el que han sido investigados varios funcionarios del Ministerio de Agricultura, del IICA y varios empresarios y terratenientes del país. De acuerdo con la Fiscalía, para Arias el cuestionado programa de apoyo al agro no era otra cosa que su bandera para adquirir apoyo para su campaña presidencial en 2010. Esta es una de las acusaciones que el ente investigador tendrá que demostrar en juicio.

La Fiscalía ya presentó sus pruebas contra el exministro. Ahora es el turno del excandidato presidencial por el Partido Conservador de demostrar que el caso es “un falso positivo judicial de la Fiscalía”, como él mismo se ha referido al proceso en su contra.