Líos en reforma a la salud reflejan crisis en mesa de unidad nacional

Así lo advierten en el mismo Congreso donde califican de "vulgar" la actual parálisis de los senadores por su falta de "misericordia" con el pueblo.

Desde el Congreso de la República hay quienes consideran que la mesa de unidad nacional entró en una profunda crisis luego del fracaso en el trámite de la reforma a la salud.

Luego de que se evidenciara que al presidente Juan Manuel Santos la bancada de gobierno ‘no le hace caso’ pues los legisladores no asistieron al debate pactado, el senador Armando Benedetti Villaneda dijo que “queda claro que ni los voceros ni los directores de partidos representan a nadie, ni los miembros de la unidad nacional representan al Gobierno”.

“Hay rebeldía contra el mismo Gobierno y al mismo tiempo algunos están buscando espacios de gobernabilidad o chantaje al Gobierno; como nunca antes se había visto un caos en el Senado. La unidad nacional fue conformada para solventar este tipo de problemas y no ha pasado como unidad”, explicó.

Además, según Benedetti, la baja del sueldo de los congresistas también está afectando a un sector del Congreso que no quiere votar.

Lo que está sucediendo en el Congreso con la reforma a la salud es una cosa vulgar porque llevamos tres semanas y ni siquiera se han podido resolver los impedimentos”, indicó.

Y agregó: “A los compañeros míos del Senado les hace falta misericordia con el pueblo colombiano pues no han sido capaces de ayudar a que salga una ley de la salud para la buena prestación del servicio”.

Minutos antes el ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, había condenado que sólo 46 legisladores participaran del debate que se frustró por falta de quórum.

Por sexta ocasión el presidente del Senado hace un intento por la reforma con 46 senadores presentes que han asistido a las sesiones…lo único que pedimos es que debatan si están o no de acuerdo y que voten, y no que con su ausencia impidan que el proyecto haga trámite”, sostuvo.

Iragorri recalcó que no sabe qué está pasando para que los senadores no acudan a las plenarias.

¿Cómo es posible que a las 3:00 de la tarde otra vez tengamos sólo 46 senadores? Hacemos reuniones con los partidos y la gente por alguna razón no quiere votar los impedimentos”, sostuvo.

La reforma a la salud aunque no está hundida, en la plenaria del Senado quedó herida de muerte porque el presidente de la corporación, Juan Fernando Cristo Bustos, congeló su trámite. La próxima semana la prioridad será el referendo por la paz.

últimas noticias