Lo que Santos espera en su último año de gobierno

El presidente habló de lo que hizo durante los pasados siete años al frente del gobierno, así como referirse a lo que espera hacer en la recta final de su mandato.

Presidencia

Este jueves, Juan Manuel Santos habló de cuáles son sus perspectivas para su último año de gobierno e hizo un balance de sus siete años en el poder. El eje central, y con el que comenzó su intervención, fue la apuesta política que hizo por los procesos de paz con las Farc y con el Eln. También habló de la pobreza en el país, el empleo, la educación y la crisis política que atraviesa Venezuela. (Lea aquí: Santos: Constituyente es la culminación de la destrucción democrática en Venezuela).

Similar a lo que ya había dicho en el pasado, Santos aseguró que “he tomado decisiones difíciles pero todas necesarias para hacerles frente a los grandes problemas del país”, refiriéndose al acuerdo de paz con las Farc que, aunque fue alabado por la comunidad internacional, le costó buena parte de su capital político y por el que, por ejemplo, en distintas encuestas su favorabilidad no supera el 30 %.

El presidente aseguró, además, que, durante su último año en la Casa de Nariño, su gobierno se enfocará en el empleo y la educación. Sobre el primero dijo que buscarán que “más y más colombianos consigan un empleo de calidad y formal”, en esa misma línea estaría la disminución de los índices de pobreza. Según Santos, durante su gobierno, 5,1 millones de colombianos han salido de la pobreza.

En cuanto a educación, Santos se refirió a la que ha sido parte central de su discurso en el gobierno: que Colombia ocupe los primeros escalafones en la región en este tema. Dijo que, en ese rubro, por ejemplo, se consiguió que los niños en edad escolar “vayan totalmente gratis al colegio” y que buscará que se dejen construidas 30 mil aulas de clase. Además, afirmó que “hemos multiplicado el acceso a la universidad y a la formación técnica”. (Le puede interesar: A “ataque mediático” atribuye Santos que Juan Carlos López no aceptara dirección del ICBF).

Santos habló de infraestructura, resaltando que, por ejemplo, en siete años se construyeron 1,4 millones de viviendas. Dijo, además, que, tras la avalancha en el municipio de Salgar, Antioquia, en 2015 “terminamos de entregar todas las viviendas y obras de reconstrucción”. Lo último a lo que se refirió en el tema de la construcción de viviendas, el presidente afirmó que “además de subsidios, hemos entregado viviendas gratis a familias de menores recursos y a muchas familias de clase media”.

La economía, otro de los temas que generan preocupación en el país, también fue uno de los puntos tocados por Santos. Aunque la percepción popular es bastante baja (según la última YanHass Poll solo el 9 % de los encuestados cree que está progresando), el presidente aseguró que las “exportaciones e inversión extranjera aumentaron; la inflación y las tasas de interés bajaron y el turismo va disparado”. Además, que “nuestro campo, tan golpeado por el conflicto, es ahora sector líder del crecimiento económico”. Y que "todas las calificadoras de riesgo elogian la forma en que Colombia manejó choque económico y cómo está saliendo adelante".

Otro de los asuntos que más preocupación ha generado en el país es el aumento de los cultivos ilícitos. De acuerdo al último informe de UNODC, hubo un aumento del 52 % de cultivos ilícitos en Colombia. Pero Santos aseveró que ya se están firmando convenios con familias cultivadoras para hacer sustitución de cultivos en más de 50 mil hectáreas. Además, que también se está haciendo erradicación forzosa, sobre todo en parques naturales, donde, según el mandatario, “de acá a diciembre estarán libres de coca”.

Santos, en la rueda de prensa, también se refirió a las promesas de campaña que no cumplió. Así, habló de uno de los temas más espinosos de las últimas semanas y que más críticas le ha generado en los últimos días: objetar la ley que reducía los aportes a salud de los pensionados. Sobre este proyecto, aunque dijo que quería aprobarlo, explicó que “lo correcto era objetarlo o si no nos habría tocado hacer unos recortes de salud en otros frentes. Las circunstancias económicas cambiaron y hubiera sido irresponsable cumplirla”.

En cuanto a Venezuela, el presidente reiteró que no reconocía la autoridad de la Asamblea Constituyente elegida el domingo pasado en el vecino país. "No podemos reconocer esa constituyente como una institución válida. Sus decisiones no serán reconocidas por el gobierno de Colombia", afirmó.

Temas relacionados