Lobby presidencial para el Plan Paz Colombia

Luego del triunfo de Donald Trump en las elecciones, se teme por la posibilidad de que se reduzca la colaboración de Estados Unidos, el mismo presidente Santos está defendiendo el apoyo al posconflicto con el Congreso de este país.

Aunque el presidente Juan Manuel Santos ha afirmado que Colombia mantendrá las buenas relaciones con Estados Unidos ahora que el multimillonario Donald Trump ganó las elecciones, es claro que una de las preocupaciones es el respaldo económico al posconflicto. El apoyo ya estaba asegurado con el presidente Barack Obama quien ha respaldado abiertamente la negociación del Gobierno con las Farc, pero ahora el panorama no es tan claro.

Ahora que Trump llegará a la Casa Blanca, la preocupación por el presupuesto del Plan Paz, nombre que se le hadado al Plan Colombia en esta etapa de posconflicto, podría enredarse. Por este motivo, el presidente Santos aprovechó su visita a Estados Unidos para realizarse unos exámenes médicos, para, él mismo, hacer el lobby con los congresistas de este país para que ratifiquen el apoyo económico. (Lea: Ante Congreso de EE.UU. Obama presentará presupuesto para Plan Paz Colombia)

Al final de las reuniones el presidente Santos dijo que “hemos tenido reuniones muy productivas con Congresistas. Iniciamos con un grupo de representantes de ambos partidos, después nos reunimos con el presidente de la comisión de relaciones exteriores del Senado, Bob Corke”. (Lea:  Biden expresa a Santos importancia de "apoyo bipartidista" del Congreso de EE.UU. a Colombia)

Santos explicó que en esas reuniones explicó el nuevo acuerdo con las Farc. “Después del plebiscito del 2 de octubre empezamos una serie de diálogos con los promotores del No para escuchar sus quejas, preocupaciones y propuestas, las organizamos en 57 puntos y fueron introducidos en el nuevo acuerdo”.

Sobre ese nuevo acuerdo aseguró que ya cuenta con el respaldo un amplio sector de quienes en su momento promovieron el No al plebiscito. Sin embargo, en Colombia el asunto es diferente, las cabezas visibles de la oposición al acuerdo de paz siguen reclamando porque no se les consultó el nuevo acuerdo.

Más allá de ese debate, en estados Unidos la prioridad del presidente Santos es persuadir a los congresistas para que el Plan Paz sea aprobado por el monto que fue anunciado en febrero de este año de 450 millones de dólares.

Este presupuesto sería empleado, según manifestó en su momento el presidente Barack Obama, para Los recursos, según Obama, serán para reforzar los avances de seguridad, reintegrar a excombatientes en la sociedad y ampliar las oportunidades y el Estado de derecho “en áreas donde no los ha habido durante décadas”.

Ahora el problema es que el electo presidente Trump poco o nada le preocupa apoyar causas de otros países. Además, cuando se trata de un gobierno republicano el apoyo se dirige más fácilmente para causas militares y no sociales como las que plantea el ‘Plan Paz Colombia’.