"Los académicos tomamos decisiones sin cálculos políticos": Valentín Sierra

El manizaleño fue nombrado secretario de Planeación de Caldas, pese a no hacer parte de la esfera política criolla. Para él, la elección de los gobernantes recién posesionados habla de la necesidad de cambio generacional de quienes dirigen el país.

Luego de 12 años por fuera del país, y de estudiar dos maestrías en finanzas y políticas públicas, el manizaleño Valentín Sierra aceptó dirigir la Secretaría de Planeación de Caldas. Cortesía.

Valentín Sierra no es un hombre del todo desconocido. Su nombre empezó a sonar hace años, cuando llegó en 2017 a la Universidad de Harvard para hacer una maestría en política pública. Durante ese tiempo se convirtió en el presidente de la Asociación de Colombianos en Harvard, por lo que su cara comenzó a aparecer en los apartes de prensa. 

(Lea: Con voto de opinión y apoyo lizcanista, Manizales eligió alcalde alternativo)

Las personas que lo identifican reconocen en él un logro en particular: llegar a una de las universidades norteamericanas más prestigiosas, sin importar su origen humilde; de haberse criado en la plaza de mercado de Manizales donde trabajaba su padre; de haber estudiado en un colegio público promedio de su ciudad. 

(Para contexto: Coaliciones enredadas, sombras políticas y divisiones del ala alternativa en Manizales)

Esa mirada puede considerarse como un poco lastimera y aspiracional. Pero no le resta importancia a sus éxitos académicos. Después de 12 años en el extranjero y con dos maestrías encima (la otra en economía y finanzas), regresó al país y fue nombrado secretario de Planeación de Caldas, bajo la gobernación de Luis Carlos Velásquez. 

Sierra es académico, no político. Tiene conocimiento técnico, no burocrático. Y, aunque admite que muchas veces los políticos que llegan a cargos como el suyo toman decisiones por conveniencia y cálculos más personales que cualquier otra cosa, también acepta que para que una gobernación funcione debe haber un balance entre ambos campos. 

En entrevista con El Espectador, el nuevo secretario de Planeación habló sobre esa dualidad necesaria para el Estado, y sobre los desafíos que le competen en este cuatrienio, como lo es hacer realidad el Aeropuerto del Café, una prioridad para el Eje Cafetero y para el gobierno Duque. 

Los puestos en los gabinetes son, por lo general, ocupados por personas meramente políticas, pero usted no lo es. Usted es académico y no hace parte de ningún partido político. ¿Qué representa la apuesta de que personas preparadas lleguen a esos cargos, en vez de que sean entregados a dedo?

El gobernador Luis Carlos Velásquez ha encontrado un balance y ha construido un gabinete político y técnico. Porque para ser efectivos hay que entender muy bien las dinámicas de la política regional. Pero para diseñar políticas públicas efectivas se necesita conocimiento técnico. Yo terminé en mayo mi maestría en Harvard, viví en Estados Unidos 12 años y en ese tiempo lideré diferentes procesos. El gobernador, sabiendo eso y que tengo interés en los temas gubernamentales, me contactó para hacer parte de su gabinete, a pesar de no tener un partido político.

Llegué también para enviarle un mensaje a los 86.000 niños escolarizados de Caldas: si Valentín Sierra pudo crecer en una plaza de mercado, estudiar en un colegio público y luego graduarse de Harvard y de otras universidades estadounidenses completamente becado, pues entonces cualquiera puede hacerlo. Es una visión de esperanza que el gobernador quiere darle a los habitantes de este departamento.

¿Entonces cómo ve esa relación entre la política y lo técnico?

La academia hace que uno vea el mundo de manera distinta. Proporciona ser más crítico y objetivo desde el punto de vista de los datos. Ser académico proporciona que las decisiones institucionales no solo se basen en cálculos políticos, de conveniencia, sino políticas públicas fundamentadas en evidencia, análisis estadísticos. Pero claro que las alianzas políticas también hay que hacerlas, porque somos sociedades en las que hay diferencias y en las que el consenso es muy importante. Se necesita un balance de ambos componentes. 

(Conozca: Caras nuevas con aire viejo buscan la Gobernación de Caldas)

¿Por qué aceptó ese cargo?

Mi saltó a un ejercicio electoral más profundo fue apoyar a Luis Carlos Velásquez cuando estaba en campaña a la Gobernación. Eso pasó porque vi en él una persona con capacidad intelectual, compromiso cívico y calidad humana. Yo me fui del país en 2005, pero lo hice comprometido con regresar. Cuando él gana me invita a su gobierno. 

¿Qué lectura hace de los resultados de las elecciones su región? Luis Carlos Velásquez tiene 34 años, y Carlos Mario Marín, alcalde de Manizales, tiene 28, y ganaron contra fuerzas políticas de peso en la región, como lo son la liberal,la  conservadora y el uribismo...

Esas elecciones reflejan algo que también pasó en otros territorios y es una tendencia de querer un cambio político generacional. De que jóvenes estudiosos e interesados por las políticas públicas gobiernen. 

En los resultados en Caldas también primó el voto de opinión. La gente está viendo en los jóvenes una opción de personas preparadas para llegar al Estado. 

(En otras noticias recientes: ¿El Gobierno incumplió los protocolos firmados con el Eln y países garantes tras cancelar los diálogos de paz?)

¿Cómo articular una relación con el Gobierno Nacional, que tiene unas banderas distintas a las de ustedes? 

Nosotros tenemos prioridades en común con el Gobierno. Lo que hay que lograr son puntos de convergencia. Por ejemplo, para el Ejecutivo es una prioridad el Aeropuerto del Café y el Parque Tecnológico de Villa María. El presidente Iván Duque se ha comprometido por ahora con la construcción del aeropuerto. Necesitamos al Gobierno para que nuestras iniciativas sean un éxito. 

Usted hizo dos maestrías en Estados Unidos: una en economía y finanzas, y otra en políticas públicas. ¿Cómo aplicará lo que aprendió?

Lo que yo estudié me da herramientas para que desde la política pública se generen ambientes propicios para un favorable crecimiento económico.Trabajaré en el mayor reto que tienen nuestras economías regionales: la productividad. Ese campo es clave para que crezca la economía a largo plazo. 

La idea, entonces, es que las poblaciones encuentren condiciones propicias para ello a través de la salud, educación, ciencia y tecnología. La idea no es creer que uno tiene soluciones para todo, sino que uno tiene a la mano herramientas para escuchar con criterio. Por eso, uno de los pilares del gobernador Luis Carlos Velásquez es dar paso a un consenso por la productividad, que de hecho fue una recomendación que le hice en campaña. Tenemos que tener un acuerdo en ese aspecto para crecer de manera sostenible y ser más prósperos. 

Para tener resultados en ese asunto y que se vean reflejados en una mejora en la calidad de vida y mayores ingresos de la población, pues hay que invertir en vías, en infraestructura y conectividad educativa, ciencia, tecnología e innovación. Eso es lo básico.

(¿Por qué aparece Colombia como el país más corrupto, según ranking de percepción?)

Una cosa es la teoría y otra la práctica. Y para llevarlo a cabo está el Plan de Desarrollo Departamental. ¿Qué ha hablado con los alcaldes de los 27 municipios de Caldas? Algunos alcaldes de su región requieren la construcción de acueductos rurales, vías, conservación del agua y mejora de la vida de los campesinos... 

Una prioridad para este gobierno es saldar una deuda social e histórica con los caldenses que viven por fuera del área metropolitana y en la zona rural que no reciben calidad en servicios públicos. Los alcaldes piden condiciones de vida digna para sus municipios. Eso es lo que yo escucho por parte de ellos. 

Por eso, otro pilar de este gobierno es la innovación social, estamos gestionando recursos a nivel nacional e internacional para cofinanciar proyectos en favor de esos territorios. Que tengamos prioridades conjuntas. Es un reto enorme. Más aún cuando uno ve que es muy posible que las regalías que recibe el departamento disminuyan. Para este año nos quedarían 34 mil millones de pesos en regalías, en vez del estimado de 65 mil millones. Porque se está invirtiendo en el Malecón de La Dorada y en proyectos en tres universidades.

(Le pude interesar: Contraloría de Santander: una pelea entre casas políticas)

¿Entonces cómo van a conseguir los recursos para los proyectos que quieren hacer?

Como no es una cifra tan alta, tenemos que ir a la Nación y fondos internacionales. Por eso, antes de que el gobernador se posesionara, fuimos a Washington. Nos reunimos con Luis Alberto Moreno, director del Banco Interamericano de Desarrollo; con la OEA, con el gobierno de Colombia en Washington para que nos ayude a conseguir más presupuesto. Fuimos a la Universidad de Harvard para pensar cómo suscitar inversión extranjera directamente para Caldas, cómo atraer más turismo. Lo que busca este gobernador es que su gabinete también gestione dineros. 

Denos un ejemplo sobre algún tema que hayan tocado en esas reuniones. 

Hablamos con el Banco Mundial de la posibilidad de montar un centro de investigación del aguacate para que el cultivo sea sostenible y no requiera de tantos recursos hídricos. Que sea una producción más sofisticada.

Hay otra tarea importante que está a su cargo: la consolidación de los proyectos de la Región Administrativa de Planificación (RAP) del Eje Cafetero. ¿Cómo se están pensando regionalmente con Quindío y Risaralda?

Estamos apenas en el proceso de planeación de los proyectos estratégicos para los tres departamentos. Por ahora, todos queremos sacar adelante la construcción del Aeropuerto del Café. Es una prioridad y quedaría localizado en Palestina, Caldas. Tenemos compromiso con la integración regional porque únicamente Caldas representa alrededor del 1,6 % del PIB nacional. Pero en conjunto con Quindío y Risaralda somos cerca del 4 %. Juntos somos más. 

900377

2020-01-21T11:00:00-05:00

article

2020-01-21T11:00:01-05:00

sarboleda_1274

none

Laura Angélica Ospina - @LaurisOspina

Política

"Los académicos tomamos decisiones sin cálculos políticos": Valentín Sierra

79

11479

11558