Los avances de la relación Santos Correa

Los mandatarios de Colombia y Ecuador, y sus respectivos gabinetes, celebraron por tercera vez el "gabinete binacional".

Rafael Correa y Juan Manuel Santos en Esmeraldas, Ecuador. /AFP

Aquellos tiempos en los que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideraba a Juan Manuel Santos un personaje no grato parecen haber terminado. El bombardeo en territorio ecuatoriano que terminó con la vida del jefe de las Farc alias Raúl Reyes, en 2008, ordenado por el hoy presidente colombiano cuando fungía como ministro de Defensa, quedó en el olvido.

Hoy, con Santos como presidente de Colombia, las relaciones binacionales parecen tomar un rumbo positivo. "Cuando los líderes de dos países se ponen de acuerdo son los pueblos los que se benefician. La cooperación solamente produce buenos resultados y es lo que se está produciendo en el caso de las relaciones entre Ecuador y Colombia", dijo el presidente colombiano antes de la reunión con su homólogo Rafael Correa en la provincia de Esmeraldas (Ecuador).

Y, en efecto, parece que así fue. Infraestructura, seguridad, narcotráfico, interconexión eléctrica, capacitación de empresarios e intercambio de conocimiento entre empresas estatales, fueron los temas en los que, según los presidentes y ministros, se han logrado durante los tres "gabinetes binacionales", como llaman Santos y Correa a estas cumbres.

"Recuerdo muy bien la ampliación del puente internacional de Rumichaca, en noviembre del año pasado, hace un año, cuando usted dijo, Presidente Correa, que no es lo mismo tender puentes que marcar fronteras", afirmó Santos. Sobre seguridad, dijo que las operaciones entre los dos países se han centrado contra la "minería ilegal, que está causando estragos de todo tipo aquí en Ecuador, en Colombia y en Perú. Ese es un tema que nos une. Y cuando nos unimos tenemos mejores resultados".

También, dijeron los mandatarios, se ha hecho frente al tráfico de hidrocarburos, el narcotráfico y la trata de personas. Resaltaron además el apoyo en proyectos productivos y formulación de proyectos de interconexión eléctrica.

"Tenemos hechos ya que mostrar en la transferencia de conocimiento entre las entidades: el Ministerio de Comercio, Procolombia, Bancóldex, el Invima, el ICA, con sus pares ecuatorianos, se están comunicando cada vez más para poder homologar los requisitos y poder trabajar con más eficacia", sostuvo Santos.

Al mismo tiempo, manifestó el presidente colombiano que se está trabajando en la capacitación de empresarios "y aprendan a exportar a Colombia y viceversa, porque en la medida en que podamos ir fomentando ese comercio, mejor nos va a todos". Por otro lado, destacó la disminución en "las tarifas del roaming internacional", "en materia de cultura y de deporte" y en "protocolos en monitoreo de la calidad del agua".

Por su parte, el presidente Rafael Correa aprovechó para respaldar el proceso de paz que adelanta Santos con las Farc. "Hay buenas noticias para Colombia, Ecuador, Sudamérica, Latinoamérica, el mundo entero: la paz avanza. Todo nuestro apoyo al Presidente Santos y a su voluntad política inquebrantable de continuar el camino hacia la paz definitiva en Colombia", dijo.

Al final, quedó espacio para un mea culpa de ambos presidentes por el abandono de las poblaciones fronterizas. "Debemos hacer lo que haga falta para lograr que la presencia institucional del Estado en nuestras fronteras no signifique doble burocracia, sino doble eficiencia. Y hacer lo necesario para alcanzar lo más pronto posible el ideal de la plena integración binacional", indicó Correa.