“Que los cristianos no sean instrumentalizados”: Viviane Morales

La senadora por el partido Liberal pide reconocer en el acuerdo con las Farc a las víctimas cristianas. También incluir la no estigmatización por creencias religiosas, algo que ya está en la Constitución.

Viviane Morales, senadora por el partido Liberal. Archivo

En varios trinos, Viviane Morales, senadora por el partido Liberal, señaló los que cree que deberían ser los cambios al acuerdo que firmó el Gobierno con las Farc en La Habana y se fue en defensa del grupo social al que pertenece: los cristianos.

Las opiniones de Morales generan interés porque los ciudadanos de esta corriente religiosa fueron determinantes en el resultado del plebiscito del 2 de octubre, en el que el No fue el ganador.

Además de proponer, como ya lo han propuesto diversos sectores del No, que los acuerdos no hagan parte del bloque de constitucionalidad —con la diferencia de que no fue precisa en explicar de qué manera se implementarían lo pactado en el país—, la senadora pidió “que los cristianos no sean instrumentalizados”.

No es claro si la referencia a la instrumentalización de los cristianos tiene que ver con la tergiversación de los acuerdos que fue difundida en numerosas iglesias cristianas en el territorio nacional, en donde se tomó como una realidad que el acuerdo implementaría la “ideología” de género (una tesis que aún sostiene personajes como el exprocurador Alejandro Ordóñez) y se compararon varias manifestaciones culturales y artísticas en pro del Sí como actos de santería.

Otro de los cambios que propone Morales es que “la expresión género se use de manera unívoca para reivindicar en justicia solo los derechos de nuestras mujeres”. De acuerdo a lo que han explicado los negociadores del Gobierno, el enfoque de género, que no tiene nada que ver como la “ideología” de género, consiste en el tratamiento de manera diferencial de las víctimas que sean mujeres o miembros de la comunidad LGBTI, teniendo en cuenta que su condición ha hecho que el conflicto las golpee de manera diferente los hombres.

Este enfoque es transversal y, según la oficina del Alto Comisionado para la Paz, "el tema de género es una cuestión de igualdad para que hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales y personas de cualquier identidad diversa se beneficien y que no de la sobrevaloración de una población específica". (Lea: Enfoque de género: ¿qué se pactó con las Farc?)

A raíz de ese enfoque, se determina un tratamiento especial para estas comunidades en cuanto al acceso a tierras y otros beneficios a los que, históricamente, los hombres han tenido mayor facilidad. Según la publicación, Morales descarta que se incluya a la comunidad LGBTI en esa reivindicación.

En esa misma línea, la senadora pide “incluir reconocimiento a víctimas cristianas”, así como la “no estigmatización por creencias religiosas”, sin embargo, el acuerdo de víctimas no discrimina a las víctimas según sus creencias religiosas y la última propuesta ya está contemplada en la Constitución de 1991.

La posición de Morales frente a los derechos de la comunidad LGBTI es ampliamente conocida al liderar la campaña Juntos por papá y mamá y la recolección de firmas para convocar a un referendo en el que los ciudadanos decidan si se permite que las personas homosexuales o transexuales puedan adoptar niños. (Lea: Aprobado en primer debate referendo que impide adopción a parejas homosexuales)