“Los del no son el pasado, los del sí somos los que construiremos una Patria mejor”: César Gaviria

El expresidente, jefe de la campaña del Sí, dijo que se va a dar una paz sin armas y sin intimidaciones.

El expresidente César Gaviria Trujillo, jefe de la campaña del Sí en el plebiscito por la paz, envió este miércoles su mensaje de felicitaciones al gobierno de Juan Manuel Santos y a su equipo negociador, liderado por Humberto De la Calle, al llegar al Acuerdo Final de Paz con las Farc.

 

Destacó que finalmente se va a dar una paz “sin armas, sin intimidaciones y con todas las garantías de que se van a cumplir los compromisos del Estado colombiano y de las Farc”.

Ante las críticas que han surgido desde varios sectores, Gaviria dijo que va a defender el plebiscito por la paz frente a  las “afirmaciones falaces, de los temores, de los miedos de las versiones apocalípticas que han esparcido de manera irresponsable”.

Los de no son el pasado, los del sí somos los que construiremos una patria mejor, pacífica y juntos enterraremos la violencia política de una vez por todas”, sostuvo.

Declaración del expresidente César Gaviria Trujillo

El Acuerdo que se ha anunciado en el día de hoy es el fin de la guerra y el comienzo de la construcción de la Paz bajo la guía del presidente Juan Manuel Santos. A el hemos llegado después de un largo y juicioso proceso de negociación del gobierno y la Comisión de negociación que han realizado con paciencia y sabiduría. Nunca desfallecieron frente a los múltiples escollos que encontraron en el camino ni frente a las impaciencias de una opinión publica cuyo escepticismo hizo que decayera la confianza y credibilidad del proceso. A ese fin de la guerra vamos llegar de la única manera que garantiza que sea estable y duradera: por la vía de defender  nuestras instituciones económicas y democráticas que saldrán fortalecidas del proceso.

Como lo dije en la celebración de los 25 años de la Constitución de 1991 iniciamos la tarea de crear una sociedad que pusiera los derechos de los ciudadanos en el centro de la constitución y que iniciara un proceso de respeto a la diversidad, de libertad de cultos, de pluralismo, de tolerancia de respeto por lo derechos ajenos.

Se dio un impresionante proceso de convergencia política Sentamos las bases para una Colombia mas justa y democrática. Los procesos de paz con el M19, el Quintín Lame y el PRT se habían consolidado y demostramos que el dialogo podía ser un gran instrumento pacificador .

Pero la gran tarea pendiente de grandes dimensiones históricas y políticas  era ponerle fin al conflicto interno con la guerrilla de las FARC. Esta ha sido la guerrilla más grande que ha habido en la historia de América Latina , la mejor entrenada, la más disciplinada. Ponerle fin a ese fenómeno, es una conquista absolutamente histórica.

Pero fue necesaria una batalla campal, con colaboración internacional del Plan Colombia  y la conformación de la fuerza pública mas grande, mejor dotada y mejor entrenada de América Latina en su historia,  para disuadir a los revoltosos de que la sociedad colombiana que querían amilanar estaba en pie de guerra para derrotarlos con la fuerza de las armas y las armas de la democracia. La acción de la Fiscalía y de la Corte Suprema fueron también esenciales. No desapareció la guerrilla, pero con tantas victorias militares como se lograron, la guerrilla se diezmó y perdió la iniciativa militar y poder de fuego . También hemos recibido un unánime y vigoroso apoyo de toda la comunidad internacional que hoy reprocha la lucha armada sin atenuantes

Felicitaciones al equipo negociador, a su jefe Humberto de la Calle, quienes han cumplido el mandato presidencial y supieron interpretar el sentimiento de búsqueda de la paz de los colombianos.. Va a ser una paz  sin armas, sin intimidaciones y con todas las garantías de que se van a cumplir los compromisos del Estado colombiano y de las Farc.

Lo que se firmó en La Habana, es el fin de la guerra. No es la Paz . Que se apaguen los fusiles no significa que hay reconciliación, ni que hay convivencia, ni que se han resuelto los problemas sociales ni que se le haya hecho justicia a millones de colombianos. La Paz  hay que construirla y a eso nos tenemos que comprometer absolutamente todos .

Por eso  ahora viene un proceso de cumplimiento de los acuerdos, de recuperación de las zonas que han sido víctimas de la violencia a lo largo de tantos años, de rescate de la tierra para los campesinos desplazados, de aplicación de la justicia transicional a todos los protagonistas de la guerra. Aquí se van a someter a un tribunal, tienen que confesar sus delitos y quienes hayan  cometido delitos atroces, van a recibir una penalidad, y el que no confiese sus delitos, tendrá hasta 20 años, en cárcel con barras. Va a haber una impresionante dosis de verdad si se quieren acoger a la Justicia transicional. Y no va a haber más mecanismos violentos para tramitar los conflictos sociales. No más justicia privada. No más lucha política al margen de la Constitución y de la Ley.

El Presidente Santos en un gesto democrático que lo enaltece ha dejado en manos de los ciudadanos la aprobación de los acuerdos para  poner fin al conflicto armado el fin de la guerra. Digo que es una paz imperfecta porque  muchos colombianos quieren esto, pero otros, quisieran otra cosa, tiene expectativas mas altas. La verdad es que esto fue lo posible y sobre esto es que nos vamos a pronunciar los Colombianos.  Yo no tengo duda de que la inmensa mayoría de los colombianos va a votar por el SI para darle una oportunidad a la Paz, para pasar la pagina de una Colombia desgarrada por una guerra fratricida y absurda .

A partir de la convocatoria del plebiscito este pasa a ser propiedad de todos los colombianos y no tiene dueños de ninguna naturaleza.  Pero somos millares de activistas de todas las vertientes políticas y de todas las organizaciones sociales, de los ciudadanos, que nos recorreremos esta nación explicando los acuerdos. Los vamos a defender de la multitud de afirmaciones falaces, de los temores, de los miedos de las versiones apocalípticas que han esparcido de manera irresponsable.  Los de no son el pasado, los del si somos los que construiremos una patria mejor, pacifica y juntos enterraremos la violencia política de una vez por todas.

César Gaviria Trujillo

24 de agosto de 2016