Balance sobre el cambio de mandato de la Alcaldía de Cali

Los desafíos que recibe Jorge Iván Ospina en Cali

Maurice Armitage deja la Alcaldía con avances en la inversión en educación y otros sectores sociales. Con ese panorama, políticos y expertos creen que Ospina como nuevo alcalde debe enfocarse en que la ciudad se convierta en la protagonista de la región.

El entrante alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, fue elegido el 27 de octubre. / Nelson Sierra G.

Luego de 1.460 días, Maurice Armitage salió de la Alcaldía de Cali. Ahora Jorge Iván Ospina dirigirá la capital del Valle durante los 1.461 días siguientes. Así, el cambio de gobierno deja un sinfín de balances.

La lectura sobre la administración Armitage tiene matices y depende desde la orilla desde la que se mire su gestión.

“Al alcalde Armitage le fue muy bien en materia de educación. Inauguró colegios y amplió la cobertura. Pero le digo: pertenezco al sector educativo y lo veo desde este punto pues me vi beneficiada. Pero si me paro en la vía, como conductora de vehículos y veo la ciudad con huecos y los famosos taches (bolardos reguladores del tráfico), pues no lo voy a calificar muy bien. Fue un desastre”, expresa María Eugenia Espinosa, docente caleña.

“La seguridad no fue un buen aliado. En nuestro sector no se sintió todo lo prometido por el alcalde. Creo que le faltó realizar más acciones en ese campo. Lo del transporte masivo tampoco trajo beneficios. Buses llenos y pasan muy pocos por la zona. Que llegaron nuevos carros eléctricos y a gas, eso sí es bueno, pero muy pocos”, dice, por otro lado, Euclides Manzano, trabajador de la plaza de mercado de Santa Elena.

Análisis: El mapa político que se estrena: retos y expectativas

Ambas visiones dejan entrever que existieron amores y odios entre los habitantes en cuanto al manejo de la ciudad de Armitage.

Edwin Maldonado, director ejecutivo del Comité Intergremial del Valle, sustenta que Armitage se enfocó en lo social, un compromiso que acogió desde su campaña. “Las cifras que entregó al final su administración en materia de educación, salud, deporte e incluso turismo muestran un gran avance, debido a que se acercó a todos los actores de la sociedad. Hay temas que consideramos que sí quedaron vacíos. Uno de ellos, por ejemplo, es la infraestructura vial: no se incluyeron proyectos de gran impacto para la ciudad, solo se limitó a continuar con las obras que venían de tiempo atrás”, afirmó.

Con ese panorama, ¿cuál es el desafío de Ospina ahora que toma las riendas de la capital valluna? “La nueva alcaldía tendrá que ver a Cali como una ciudad región y explotar todas las relaciones que tiene con Yumbo, Jamundí, Palmira y Candelaria. En materia de seguridad hay unos retos muy importantes, porque es necesario mejorar esos indicadores. Sí hubo un progreso, pero las cifras en esta materia siempre son desagradecidas”, enfatiza Maldonado.

En el Concejo, algunas voces se enfocan en las oportunidades de mejora que deja el exalcalde Armitage. El reelegido concejal Carlos Pinilla, por ejemplo, señala que “si bien su administración estaba bien intencionada, considero que les faltó experiencia a sus funcionarios, especialmente en Emcali y el MIO [empresas prestadoras de servicios públicos]”, manifiesta. Pinilla también considera que es “destacable” la atención que les impartió a las comunas, “en escuchar a sus representantes y a la comunidad en general”.

Igual concepto tiene la exdiputada y ahora elegida concejal María Isabel Moreno, al señalar que la educación fue un punto alto de esta admiración que terminó. Frente a este tema, el exalcalde Armitage indica que se invirtieron cerca de $500.000 millones para la reconstrucción de 150 sedes educativas y se construyeron siete nuevos colegios e igual número de Centros de Desarrollo Infantil.

El politólogo Miguel Ángel Arias destaca, además, que dentro de los logros de la pasada administración esta “no tuvo a Cali en medio de esos conflictos de corrupción. Otra situación, aunque lo propuso, pero no lo logró, es tener otra visión de la movilidad, al generar espacio a quienes se transportan en bicicletas y motos. Tomó medidas, de pronto no las mejores, pero pensó en esos usuarios, los cuales en las grandes ciudades no son tenidos en cuenta”.

Desde la Cámara de Comercio de Cali, su presidente, Esteban Piedrahíta, argumenta que otro de los logros más importantes de la gestión del exalcalde fue “la puesta en marcha de la Secretaría de Desarrollo Económico y con ello diversas políticas públicas para impulsar el crecimiento productivo de la región”. Y añade: “Cali sigue teniendo desafíos importantes en temas de seguridad, movilidad y empleo”. Frente a este último ítem, expresa que “se avanza positivamente en sus indicadores de creación de nuevas fuentes de empleo; sin embargo, esos puestos creados siguen siendo insuficientes para la demanda que tiene la población apta para trabajar. Para ello, el alcalde Ospina deberá trabajar de la mano con las agencias de desarrollo productivo para continuar impulsando el crecimiento empresarial de la región”.

Para Gabriel Velasco, senador del Centro Democrático, el alcalde Ospina deberá enfrentar la inseguridad y mantener la disminución de las tasas de homicidio. “Tiene el reto de la creación de empleo y oportunidades que tanto necesita la ciudad como motor de cambio social. Por último, espero que no se genere una lucha de clases y más bien logremos buscar coincidencia entre los opuestos para poder avanzar, generar desarrollo y mejorar la calidad de vida de los caleños”.

Por su parte, Miguel Cerón, docente y analista político, hace énfasis en que durante el mandato de Armitage se recurrió al sentido común y que eso no puede ocurrir en el gobierno que inicia con Ospina. “El nuevo mandatario no debe cometer los errores de su primer gobierno y anteponer esa visión de ciudad, que la materialice y aplicar los modelos de gestión eficiente de la labor pública”.

Percepción ciudadana, según Cali Cómo Vamos 2019

72 % De la población se siente satisfecha con la educación superior. El indicador bajó cuatro puntos porcentuales, con respecto a 2018.

56 % De los caleños dijo que en 2019 estuvo satisfecho con el servicio de salud recibido. Subió cinco puntos porcentuales con respecto al año anterior.

28 % es la percepción de seguridad que tienen los habitantes de Cali. En 2018 ese indicador estaba en el 20 %.

61 % se siente complacido con la oferta cultural de la ciudad en 2019. Subió dos puntos porcentuales frente a 2018.

898064

2020-01-02T13:00:00-05:00

article

2020-01-02T13:00:02-05:00

[email protected]

none

Hans Vargas Pardo / [email protected]

Política

Los desafíos que recibe Jorge Iván Ospina en Cali

51

6641

6692