"Los diálogos de paz deben seguir pese a las chuzadas"

Jaime Alonso Dueñas, candidato a la Cámara por Bogotá en la lista del Partido de la U, dijo que “para nadie es un secreto que la paz tiene enemigos”.

Jaime Alonso Dueñas, candidato a la Cámara por Bogotá en la lista del Partido de la U.

Desde varios sectores de opinión se siguen pronunciando sobre las chuzadas telefónicas que, al parecer, el Ejército adelantó contra los negociadores del Gobierno con las Farc.

Jaime Alonso Dueñas, candidato a la Cámara por Bogotá en la lista del Partido de la U (No. 102), dijo que esas supuestas interceptaciones no pueden frenar el avance de los diálogos de Paz de La Habana, y por el contrario se debe avanzar sin importar los obstáculos porque “para nadie es un secreto que la paz tiene enemigos”.

Según Dueñas, las recientes revelaciones simple y llanamente “ratifican que hay sectores interesados en que Colombia no alcance la paz, que fracasen los acuerdos, y que no se firme la desmovilización”.

“Espiar las comunicaciones y obtener información de manera ilegal, hacen parte de actividades que sólo las hacen personas que no están apoyando el acercamiento del ejecutivo con las Farc y que le están apostando al fracaso del proceso”, explicó.

Agregó que todos en el partido de la U le apostan a que con los diálogos de la Habana se pueda hacer un acuerdo. “Lo que viene después es lo complejo y la pregunta es si vamos a estar en disposición a ceder”, indicó.

Dijo que llegar a la paz es poder dimensionar que lo que se invierte en la guerra se podría destinar para la educación, la salud, la vivienda, es decir, tener una sociedad no sólo en paz, sino más prospera y con equidad.

Asimismo indicó que para nadie es un secreto que la guerra es un negocio. “Muchos viven de la guerra, no quieren que se haga la paz. Es un asunto de intereses económicos de algunos grupos en 50 años que se han beneficiado del conflicto”.

De igual forma manifestó que hay algunos que quieren la paz a cualquier precio, incluso con impunidad y otros que dicen que no se puede negociar con quienes han hecho la guerra y quieren ojo por ojo y diente por diente.

Pero desde la U, dijo Dueñas, “creemos que hay que armonizar la justicia con la paz. No puede haber paz si no hay justicia y de esa manera blindar este proceso que se adelanta en La Habana”.