Los ministros no terminarán siendo mis viceministros: Vargas Lleras

El vicepresidente de la República tendrá ahora delegadas las funciones de velar por la ejecución de los grandes proyectos de infraestructura y vivienda.

El vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, se refirió este jueves a la decisión de Juan Manuel Santos de reestructurar la Presidencia de la República para hacerla más “eficaz, estratégica y comunicativa”.

Al Gobierno llegan Néstor Humberto Martínez como ministro de la Presidencia, Óscar Naranjo como ministro de Postconflicto, María Lorena Gutiérrez como ministra Consejera de Gobierno y Sector Privado, y Pilar Calderón como ministra consejera en materia de Comunicaciones. El jefe de Estado además nombró a Enrique Riveira como Secretario Privado.

Comentó que los cambios no son drásticos, pues “la Presidencia de la República tiene hace muchos años un esquema de consejerías, lo que se hace es aglutinar en cabeza de cuatro personas las mismas responsabilidades que antes estaban distribuidas en distintas consejerías”.

El mandatario explicó este miércoles que su vicepresidente tiene ahora delegadas las funciones de velar por la ejecución de los grandes proyectos de infraestructura, vivienda y los macroproyectos. Antes de la salida de Angelino Garzón ya se hablaba de esta reestructuración en los trabajos de la Vicepresidencia. “El presidente había advertido que quería redefinir funciones y ayer se formalizó", dijo Vargas Lleras.

Mi relación más directa será con el Ministerio de Transporte y el de Vivienda”. Sin embargo, el vicepresidente aclaró que “se equivocan al decir que los ministros terminarán siendo mis viceministros (…) Las nuevas funciones no deben ser una sorpresa porque el presidente ya lo había dicho". 

Vargas Lleras aseguró finalmente que “no se necesita una reforma legal, es simplemente una restructuración”, en relación con la creación de nuevos ‘súper ministros’ en el Gobierno.