Los proyectos con los que llega al Congreso "la bancada por la paz y la vida"

El Espectador conoció el contenido de los 14 proyectos que Colombia Humana, Polo Alternativo, Decentes, FARC, Mais y la UP radicarán este 20 de julio ante el Congreso y que dejan claro su propópsito de defender la implementación del Acuerdo Final de Paz.

El Espectador

Con un paquete legislativo de 14 iniciativas que serán presentadas desde este 20 de julio ante el Congreso,  la unión de partidos y sectores políticos que se ha denominado 'Bancada por la paz, la vida, la democracia y los derechos humanos', y de la que hacen parte la Colombia Humana, Polo Alternativo, Decentes, FARC, Mais y la UP,  comenzará un trabajo legislativo que estará  caracterizado por el control político, el contacto con las organizaciones sociales y el impulso a la puesta en marcha de lo pactado entre Gobierno y Farc en el Acuerdo Final de Paz . (Le puede interesar: Sector de la Alianza Verde propondrá declarar la oposición al gobierno Duque)

Se trata de cinco actos legislativos y nueve proyectos de ley que están divididos temáticamente en bloques y varios de los cuales tienen que ver con lo que no se pudo evacuar a través del fast track. Según el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, se trata del trabajo de una serie de sectores unidos en una bancada con una gran posibilidad de acción.

"Nunca antes la centroizquiera había contado en el Congreso con un número tan significativos de representantes. Somos cerca de 50 en Cámara y Senado. Nunca antes se había presentado una circunstancia similar y eso significa que vamos a tener muchas perspectivas de trabajo. Vamos a hacer un control político muy férreo, porque hay gente con mucha experiencia en eso y también gente nueva con ideas sólidas", detalló Cépeda.

Para el senador es claro que ante el gabinete ministerial  planteado por el presidente electo Iván Duque, "que es muy gremial", se hará más que indispensable el trabajo de esta bancada que estará  muy conectada con las organizaciones sociales.

Cepeda insiste, eso sí, en que eso no significa que estén las puertas cerradas para crear canales de comunicación: "Estamos dispuesto a dialogar con el Gobierno sobre todo en los temas de paz que consideramos es urgente abordar para ahorrarnos años de discusiones. No es para renegociar el acuerdo de paz -porque la Corte ya dejó claro ese tema- pero si para buscar entendimiento sobre algunos asuntos".

Ángela María Robledo, excandidata a la Vicepresidencia y futura representante a la Cámara, explica que los puntos de encuentro de las colectividades desde los que nacen estos proyectos residen en la defensa de la vida y de lo acordado en La Habana, en la construcción de alianzas con organizaciones sociales y ciudadanía en las regiones, y la producción de saberes. "Esta oposición tendrá una aspiración de poder, será democrática y propositiva, pero también clara y contundentemente abierta a defender nuestra libertad, la precaria democracia que tenemos y la justicia social", afirma. 

De acuerdo con la presidenta de la Unión Patriótica y congresista de la bancada de la Lista de la Decencia, Aída Avella, la coalición por la paz y la vida está conformada por una serie de parlamentarios que estarán encargadados "no solamente de presentar los proyectos para la paz sino de jalonar otros que han quedado a mitad de camino en esta legislatura". Lea también: (Así quedarían las mesas directivas del Congreso 2018-2022)

Es el caso del proyecto de Acto Legislativo por medio del cual se crean las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para la Cámara de Representantes, es decir las curules para las víctimas de la violencia, que se hundieron dos veces en el Congreso.

El articulado deja claro, por ejemplo, que los candidatos para ocupar estas curules solo pueden ser inscritos por organizaciones de víctimas, campesinas, sociales y que los partidos y movimientos que cuentan con representación en el Congreso o personería jurídica (incluido el de la FARC), no pueden inscribir listas. Lea más: Álvaro Uribe se niega a aceptar Presidencia del Senado

"Este Proyecto de Acto Legislativo retoma gran parte de las propuestas contenidas en los proyectos de acto legislativos anteriormente radicados y aquí enunciados, así como propuestas de las organizaciones sociales y de DDHH, en especial de la Corporación Viva la Ciudadanía, con las cuales se busca presentar a consideración del Congreso de la República una iniciativa on la mayor convergencia que permita la aprobación de esta medida legislativa y, en consecuencia, la creación de las Circunscripciones  Transitorias Especiales de Paz", reza el texto en su exposición de motivos.

Otro proyecto clave que buscará mover esta bancada es el de la reforma política como parte lo pactado en el Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno y las Farc. Se trata de modificación que, como señala el proyecto, buscan una apertura democrática con mayores garantías a las organizaciones políticas, además de modernizar la organización electoral y combatir la corrupción.

El proyecto contempla 15 artículos centrados en cuatro ejes relacionados con lo expuesto en el Acuerdo de Paz: Garantías a la participación política, adquisición progresiva de derechos para organizaciones políticas, transparencia en el ejercicio de la política y promoción de la participación política. 

Entre los otros proyectos que hacen parte del paquete legislativo se encuentran el que busca reducir la cotización mensual al régimen contributivo de salud de los pensionados, el que plantea modificar el Código Sustantivo del Trabajo para armonizar el derecho de huelga, el que quiere crea el servicio Social para la paz, el que busca otorgar beneficios a deudores del ICETEX, el que propone atención integral a la primera infancia en situación de emergencia -sobre todo en zonas rurales del país- y uno que busca reglamentar de manera más clara las coaliciones políticas.

Está además el que proyecto que propone crear cinco nuevos tipos penales que tipifican la conducta del paramilitarismo, una propuesta que fue trabajada conjuntamente en una Mesa de Trabajo conformada por diversas organizaciones sociales y de derechos humanos.

El texto sostiene que en aras de reforzar las garantías en materia de seguridad "se debe dotar al sistema judicial de herramientas legales para desmantelar las estructuras económicas y políticas que sostienen el actuar paramilitar por medio de la tipificación de las conductas relacionadas con la conformación de grupos civiles armados organizados ilegales de cualquier tipo, incluyendo los denominados autodefensas, grupos de seguridad que ejecuten actos ilegales, paramilitares, así como sus redes de apoyo, estructuras o prácticas, grupos de seguridad ilegales u otras denominaciones equivalentes".

801107

2018-07-19T14:00:18-05:00

article

2018-07-19T16:32:36-05:00

mosorio1_1652

none

Marcela Osorio granados

Política

Los proyectos con los que llega al Congreso "la bancada por la paz y la vida"

78

7267

7345