Los reparos a Daniel Palacios como director encargado de la UNP

Noticias destacadas de Política

Congresistas de oposición recordaron sus duras posturas en contra del Acuerdo de Paz, por lo que consideran que alguien que tenga esas posiciones no puede ahora ser el encargado de garantizar la seguridad de líderes sociales y excombatientes.

Al 13 de febrero, según las cifras que maneja el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), 44 líderes sociales habían sido asesinados en el país en lo que va de 2020. La violencia no da tregua para ellos, de ahí que tras la renuncia de Pablo Elías González a la dirección de la Unidad Nacional de Protección (UNP), hace algunos días, se espera que el gobierno del presidente Iván Duque pueda afianzar su estrategia de seguridad, no solo para los líderes sino también para los mismos desmovilizados de las Farc y sus familiares, que también viven el día a día bajo amenazas y atentados.

Pero resulta que el encargo que se le hizo al actual viceministro de Relaciones Políticas del Ministerio del Interior, Daniel Palacios Martínez, mientras se nombra a una nueva persona en propiedad en dicha entidad, ha generado un fuerte rechazo en sectores de oposición. La razón de ese recelo tiene que ver con las posiciones que Palacios Martínez ha dejado entrever en sus redes sociales frente al Acuerdo de Paz firmado con las Farc, lo cual involucra directamente a los reinsertados de la exguerrilla, los que, al menos momentáneamente, tiene que proteger. 

Lea también: Gobierno acepta la renuncia del director de la UNP, Pablo Elías González

Para la muestra varios ejemplos de su cuenta en Twitter: “Farc pasaron de terroristas sin escrúpulos, sin piedad por las víctimas, a cobardes amnistiados. Impunidad no borra sus crímenes”; “Es inadmisible que los terroristas de las Farc se pavoneen por las calles de Bogotá con la excusa de hacer pedagogía para la paz, sin aun haber confesado sus crímenes ni reparar a sus víctimas”; “Los impolutos de las Farc, en menos de dos meses, les han incautado propiedades por más de un billón de pesos, producto de testaferrato y ahora captura por narcotráfico, ¿alguna duda que siguen delinquiendo?”.

Ya el senador Iván Cepeda, del Polo, prendió las alarmas: “Si es cierto que este es el nuevo director de la UNP, haré acciones internacionales para denunciar que este gobierno atenta gravemente contra la seguridad de quienes estamos en situación de alto riesgo. Es un peligro esta designación”, trinó este miércoles. Su voz se suma a la de Jairo Estrada, integrante de la Comisión de Impulso, Seguimiento y Verificación a la Implementación (CSIVI), quien cree que alguien que se haya pronunciado de esa manera como lo ha hecho el viceministro, no puede ahora ser el encargado de garantizar la seguridad de los excombatientes.

“En términos generales, el Estado no está cumpliendo y no está brindando la seguridad en las regiones”, dijo. Incluso, el senador Antonio Lozada, del ahora partido FARC aseguró que prefería renunciar a las medidas de protección antes de dejar su seguridad en manos de Palacios Martínez e hizo un llamado a la ONU para que se apersone del tema.

En respuesta a las declaraciones de estos sectores, el consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, recalcó que no puede haber dudas en el compromiso del Gobierno en la protección de los líderes sociales y los excombatientes. Y explicó que esa labor se cumple en una articulación entre los ministerios de Defensa y del Interior, la Policía, el Ejército, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía.

“La decisión del presidente Iván Duque, de proteger a los excombatientes, no puede tener ninguna duda. El pidió que formáramos una mesa interinstitucional con todas las entidades del Estado que tienen responsabilidad de protección (…) nosotros venimos trabajando y haciendo seguimiento de las más de 40 medidas para proteger a excombatientes. Esa directriz no tiene ninguna duda”, enfatizó.

Daniel Palacios Martínez fue concejal de Bogotá hasta el pasado 31 de diciembre, a nombre del Centro Democrático. Y en los tiempos del gobierno de Álvaro Uribe, fungió como asesor privado del exmandatario y hoy senador, estuvo como jefe de gabinete del Programa Presidencial ‘Colombia Joven’ y asesoró al entonces Ministerio del Interior y de Justicia en sus relaciones con el Congreso de la República.

Se podría decir que es un “uribista purasangre” y para la oposición, el que esté así sea provisionalmente al frente de la UNP, es similar a lo que sucedió con Claudia Ortíz, que fue nombrada en ese cargo y tuvo que hacerse a un lado cuando se conocieron publicaciones suyas, también en Twitter, en las que atacaban e insultaba a miembros de la oposición. En ese caso como en el de ahora, los reclamos tuvieron sustentos en que no había garantías si se trataba de la persona que tendría a su cargo la protección de la vida de miembros del partido FARC y líderes sociales.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.