Los riesgos de volar en Colombia

Un informe presentado en el Congreso revela que las condiciones de las pistas de aterrizaje de varios aeropuertos del país no son las mejores.

Cerca de 24,7 millones de usuarios del transporte aéreo en Colombia estarían en posible riesgo ante las fallas que se presentan actualmente en el sector de las comunicaciones y las pistas de aterrizaje de los aeropuertos nacionales.

Así lo revela un informe presentado por el senador Carlos Ferro, del Partido de la U, durante un debate esta semana en el Congreso, en el que le pidió al Gobierno y a las autoridades del sector resolver, con urgencia, las múltiples fallas.

El congresista, con fotográficas, reveló el mal estado que presentan algunos aeropuertos del país, demostrando la falta de mantenimiento y efectividad en la inversión en la infraestructura aeroportuario. Algunos de los dramáticos casos son los siguientes:

- Aeropuerto de Neiva: presenta un hueco de 8 metros que aumenta la opción de frenado por parte de las aeronaves.

- Aeropuerto de Pereira: importante para el desarrollo del eje cafetero, muestra una superficie irregular restringiendo los virajes de las aeronaves.

- Aeropuerto de Santa Marta: la longitud de la pista, tan corta, impide hacer una frenada en condiciones normales.

- Aeropuerto de San Andrés: estratégico para el ejercicio de la soberanía nacional, el macro texturizado de la pista es deficiente, hecho que pone en riesgo la seguridad de los pasajeros.

- Aeropuerto de Bucaramanga: presenta fallas en la geomalla y el reparcheo de la pista.

Asimismo, el informe del senador Ferro advierte que en ciudades como Pasto, Cúcuta, Nuqui (Chocó), Cartagena, Bucaramanga, Barrancabermeja y Bogotá, sus terminales aéreas presentan falencias similares que atentan contra la seguridad de los usuarios.

Y para rematar, en 2012, los controladores aéreos denunciaron más de 70 fallas de frecuencia aeronáutica y 75 por duplicidad de radar, desatando caos en la movilidad aérea de los usuarios.

El senador concluyó que es responsabilidad del Estado colombiano garantizar un nivel aceptable de seguridad que cumpla con los estándares mínimos internacionales que emanan de la Organización de Aviación Civil Internacional, máxima autoridad mundial en este campo.

Adicionalmente manifestó, que el país debe acoger como medidas de mejoramiento los cuatro factores que definió la OACI, como son: Tipo de operación, condiciones climatológicas, topografía alrededor del aeródromo y el estado de las pistas de aterrizaje, con lo cual se podrían mejorar las condiciones de seguridad para los usuarios.
 

Temas relacionados