Los señalamientos de Aida Merlano que tienen bajo la lupa la campaña Duque Presidente

Noticias destacadas de Política

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la indagación preliminar en contra de Iván Duque y Luis Guillermo Echeverry por la presunta financiación irregular de la campaña presidencial en 2018. En ese anuncio se reveló que Aida Merlano sería llamada a declarar.

El país se despertó este martes con el anuncio del Consejo Nacional Electoral (CNE) de que se abría una indagación preliminar en contra del presidente Iván Duque y Luis Guillermo Echeverry, amigo y gerente de campaña del primer mandatario, por presunta “vulneración de las normas electorales sobre financiación de campañas políticas para el periodo constitucional 2018-2022”.

De acuerdo con el comunicado, las pesquisas irían por tres líneas: los audios entre María Claudia Daza -miembro de la UTL de Álvaro Uribe- y Nubia Stella Martínez -directora del Centro Democrático- sobre un posible aporte a la campaña por parte del empresario venezolano Oswaldo Cisneros; los audios de la ñeñepolítica; y los señalamientos hechos por la exrepresentante condenada Aida Merlano sobre una supuesta compra de votos a favor de Iván Duque en el norte del país.

Sobre este último punto, el CNE no dio mayores explicaciones, solo informó que se citó a Merlano para que amplíe la información que dio en la entrevista hecha por Vicky Dávila. “La diligencia se realizará por los canales diplomáticos correspondientes”, agregó el tribunal electoral.

El 17 de febrero de este año, la excongresista condenada por compra de votos se despachó en contra del presidente Iván Duque en diálogo con Semana TV. En esta entrevista, Merlano amplió los señalamientos que hizo en contra del sistema electoral colombiano durante su comparecimiento ante un tribunal de Caracas, Venezuela.

En uno de los apartes de la entrevista, Merlano le comentó a Vicky Dávila que “hubo compra de votos” para elegir a Iván Duque. Supuestamente, según la exrepresentante prófuga de la justicia colombiana, el actual presidente sabía y estaba involucrado en este entramado de corrupción electoral, que habría sido financiado por Julio Gerlein y la familia Char.

Merlano también comentó en la entrevista que supuestamente Julio Gerlein habría invertido $6.000 millones en la campaña presidencial y que el clan Char hizo una colecta entre los contratistas de Barranquilla para también apoyar a Iván Duque. La exrepresentante también comentó que, en una de sus conversaciones con Gerlein, el empresario barranquillero le dijo: “no te preocupes porque con Duque recuerda que estoy haciendo una gran inversión y apenas él sea el presidente, mamita, todo se va a solucionar”.

“Él sabía, como también lo hicieron todos los políticos que fueron elegidos en el Centro Democrático y que también salieron a comprar votos”, declaró Merlano para señalar que Iván Duque tenía conocimiento de que habían comprado votos a su favor en la costa caribe. Supuestamente, señaló esta, el pago por persona era de $10.000 pesos.

En su momento, la declaración de Aida Merlano causó una gran tormenta política. Los partidarios del presidente descalificaron las declaraciones por provenir de una prófuga de la justicia colombiana. Además, señalaron que “las únicas fuentes de financiación de la segunda vuelta presidencial de la campaña del presidente Iván Duque fueron anticipo del Estado por reposición de voto, crédito del Centro Democrático a tasa de mercado y crédito bancario. No hubo aportes de terceros”, declaró en su momento la senadora María del Rosario Guerra.

En esta línea también fue Ciro Ramírez, senador por el Centro Democrático: “completamente absurdo lo que ha dicho Aida Merlano sobre la compra de votos en la campaña del presidente Duque, y es aún más absurdo porque en el departamento del Atlántico el ganador en la campaña presidencial fue Gustavo Petro”.

Además de las reacciones de sus cercanos políticos, el presidente Iván Duque se pronunció frente a los señalamientos de la supuesta compra de votos y de que estaba buscando a Merlano para matarla. “Yo no quiero matar a nadie, lo que quiero es que se haga justicia porque esta señora tiene una deuda con ella”, declaró el mandatario, que añadió: “Esa señora tiene que estar aquí en la cárcel. Es prófuga de la justicia y aquí la tienen que sancionar como se merece por corrupta, por bandida”.

“Debería (Venezuela) mandarla para Colombia y que no se siga prestando a la dictadura, la alcahuetería y la corrupción. Aquí las autoridades ya están procesando y cumpliendo con los propósitos. Que la dictadura de Venezuela no siga protegiendo la corrupción y el terrorismo, pues eso es lo que ha hecho (al país) muy notorio ante los ojos del mundo”, comentó el presidente el 8 de febrero.

El primer mandatario aclaró que iba a pedir en extradición a Merlano, pero que la solicitud se haría a través del gobierno del autoproclamado presidente Juan Guaidó. Esto fue interpretado por muchos como un saludo a la bandera pues el que realmente tiene el poder en Venezuela es el presidente Nicolás Maduro y solo a través de su gobierno se podría llevar a cabo la diligencia de repatriación de la excongresista prófuga de forma efectiva.

Este problema vuelve a reaparecer en la actualidad ante el anuncio del CNE de que hará las debidas diligencias diplomáticas para que Merlano declare y amplie lo que dijo en la entrevista con Semana, donde dijo que supuestamente tenía amplias pruebas de sus afirmaciones. Si la diligencia vuelve hacerse a través de Guaidó, es muy probable que no hayan mayores resultados y que la exrepresentante barranquillera no pueda declarar.

Comparte en redes: