Los votos que no le aparecen a Colombia Justa-Libres

Han sido más de 4.000 las denuncias de ciudadanos que afirman haber depositado su voto en las elecciones a Congreso del pasado domingo marcado con el logo del león, el del movimiento cristiano Colombia Justa-Libres, pero en las mesas donde sufragaron, sus votos no aparecen.

Acosta votó en la mesa 96 de Unicentro por Colombia Justa-Libres, del que salió elegido representante a la Cámara, y el voto no aparece en el formulario.

Le pasó incluso a Carlos Eduardo Acosta, quien salió elegido por ese movimiento como representante a la Cámara por Bogotá, quien votó en la mesa 96 del puesto de Unicentro, le dieron su certificado y, a la hora del conteo, en el acta de escrutinio este no está registrado.

Caso similar se presenta en Cartagena, en donde el coordinador de Colombia Justa-Libres en Bolívar, Héctor Pérez, quien era candidato al Senado, denunció también que depositó su voto en la mesa 006 del puesto 02 en la Universidad Tecnológica de Bolívar, y al revisar el formato E-14, este tampoco aparece. Y la historia se repite en diferentes partes del país, donde, con el certificado electoral en mano, los denunciantes han comprobado que en centenares de mesas en donde aparece 0 para Colombia Justa-Libres, cuando se hace el reconteo, se encuentran varios votos por el movimiento.

“Es un escándalo aberrante”, manifestó John Milton Rodríguez, vocero de Colombia Justa-Libres y quien era cabeza de lista al Senado, y califica este hecho como un “gigantesco fraude electoral”. Según anunció, se adelantarán varias acciones de tipo legal para que se les reconozca la verdadera votación recibida. Hasta ayer, al movimiento, que reúne a gran parte de las iglesias evangélicas del país, la Registraduría le contabiliza oficialmente 431.418 votos para su lista al Senado y 114.174 votos a la Cámara por Bogotá.

Entre las inconsistencias que, dicen, se están presentando en el conteo está, por ejemplo, que en el formato resumen E-14, en la mayoría de los casos evidenciados aparece en 0, cuando en realidad son 10, 15, 22 o hasta 42 votos los ignorados por mesa de votación. Otra es la acumulación de votos para otros grupos significativos de ciudadanos. Una tercera es que en las plantillas hay más votos que votantes en partidos o grupos distintos a Colombia Justa-Libres, incrementando injustificadamente el umbral electoral.

Ante estas evidencias y el reporte de los testigos electorales en varios de puestos de votación, el Consejo Superior del movimiento político cristiano y John Milton Rodríguez, decidieron hacer pública la denuncia y la contratación de una firma especializada de abogados para hacer el seguimiento minucioso a los datos reportados por los mismos testigos y, si es del caso, adelantar las acciones legales a que haya lugar. Por otra parte, se inició la presentación de miles de tutelas en cabeza de los ciudadanos a quienes no les aparece su voto.

 

últimas noticias

El Plan de Desarrollo de Duque