Luis C. Restrepo, un inesperado aliado de la paz

El excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo, quien desde su exilio ha sido uno de los principales críticos del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, sorprendió con una carta en la que le pide al Centro Democrático asumir una posición más activa y menos crítica frente al proceso de paz que se adelanta con las Farc.

Luis Carlos Restrepo, exalto comisionado para la Paz. / Óscar Pérez

“Con la decisión tomada, las Farc desbordan el marco de los acuerdos con el Gobierno, para colocar asuntos concernientes al proceso de paz en una discusión pública de cara al país. Eso justifica que podamos entrar al debate público como interlocutores válidos. Criticar su decisión de cese unilateral como una trampa, o advertir de su intento por inmovilizar a la fuerza pública, no cambia la realidad de los hechos. El proceso con este grupo armado ilegal ha tomado una dinámica que puede desembocar en cambios profundos en la estructura política de Colombia”, planteó Restrepo.

Como miembro del uribismo, recomendó al Centro Democrático “conformar un equipo permanente para intervenir en el tema de la paz, sin descartar la posibilidad de entrar en conversaciones con el Gobierno sobre el tema, sin que ello implique abandonar la posición crítica. Es preferible intentar corregir el rumbo de lo que está sucediendo apoyados en una fuerza ciudadana, que lamentarnos después por haber sido incapaces de modificar el curso de los acontecimientos que se avecinan”.

No obstante, la invitación de Restrepo a participar de las negociaciones no se convierte en un voto de confianza a la principal apuesta del gobierno Santos y, por el contrario, reconoce que los diálogos avanzan y la única forma de evitar que se impongan constituyentes y asegurar la no repetición de la violencia, el pleno respeto a los derechos y libertades democráticas es que el Centro Democrático ayude a corregir el rumbo amparados en la fuerza ciudadana.

“Para que los hechos políticos que se avecinan no nos desborden, debemos propiciar la discusión sobre la conveniencia o no de una eventual constituyente. El Gobierno no toca el tema y prefiere mirar para otro lado, pero moverá sus mayorías en el Congreso para convocarla, si como es de esperar las Farc la exigen como requisito para una terminación exitosa del diálogo”, aseguró Restrepo desde su exilio.