Malestar de congresistas porque cada uno deberá comprar su vehículo

La semana pasada el presidente de la Cámara, Simón Gaviria, decidió que los legisladores sin problemas de seguridad deberán por libranza adquirir sus automóviles.

El malestar no se hizo esperar entre los congresistas, ante la decisión de la presidencia de la Cámara de Representantes de que cada uno de los legisladores, sin problemas de seguridad, deba adquirir su vehículo.


Al conocer que por libranza cada legislador de la Cámara baja deberá comprar su automóvil, en caso de que la Policía Nacional certifique que su vida no está amenazada, varios han expresado su malestar ante el pleno de la corporación.


El representante del Partido Conservador, Telesforo Pedraza Ortega, dijo que en la Cámara de Representantes “nadie puede sentirse exonerado de que no está amenazado”.


Actualmente una de las actividades que más riesgo tienen en su ejercicio es la política, por diferentes razones; por eso, una decisión como esa, no se puede tomar a la ligera sin haberlo mediato”, aseguró.


El llamado de Pedraza es a que con “supremo cuidado” se resuelva el tema de la movilidad de los congresistas.


Sin embargo, Pedraza admitió que debe haber la “total transparencia” frente a la responsabilidad de los congresistas con relación a los vehículos que les están asignando.


A su turno, el representante del Polo, Germán Navas Talero, expresó su malestar porque la decisión de la adjudicación de los vehículos, por temas de seguridad, quedará en manos de la Policía. Según él, Gaviria no puede poner de "tutor" a la Policía de la Cámara.


En ese sentido, recordó que en 2010, mientras estuvo en la mesa directiva de la Cámara como segundo vicepresidente, apoyó la licitación para la renta de cerca de 200 vehículos, aduciendo que la responsabilidad del mantenimiento de los autos lo haría la compañía arrendadora.


Y fue más allá en contra del presidente de la Cámara: "Gaviria hace política a costillas de la Cámara (...) le pido que asuma su responsabilidad en la entrega de los automóviles". 


A Navas lo apoyaron en su reclamo el representante del PIN, Jairo Hinestroza Sinisterra, y Jairo Ortega Samboni de La U. 


Representantes sin problemas de seguridad, a comprar sus vehículos


La semana pasada, el presidente de la Cámara, Simón Gaviria Muñoz, ordenó suspender el proceso de adjudicación en licitación para la renta de 215 vehículos por un valor de $70 mil millones.


La decisión obedece a que la corporación dejó en manos de la Policía Nacional la seguridad en total de los legisladores. Por ello, de ahora en adelante cada congresista deberá adquirir el automóvil en el cual se desplaza por el sistema de libranza.


A los parlamentarios les descontarán de sus salarios la libranza por el vehículo con una tarifa preferencial que tramitó la misma Cámara.


Aun así, los congresistas que tengan problemas de seguridad, certificada por la Policía Nacional, tendrá acceso a un vehículo de esa institución.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias