Marcha Patriótica teme repetir la historia de la Unión Patriótica

Vuelve a encender una alerta tras el asesinato de dos de los líderes campesinos militantes en el municipio de Algeciras, en el Huila.

"La política debe construirse desde la base, en comunidad, sin necesidad de atropellar a otro. Así se llega a la verdadera democracia", advirtió Lorena Sánchez, miembro del movimiento Marcha Patriótica, en Huila, quien además, recuerda con tristeza esta frase que, según ella, era un lema de Nancy Vargas. Esta mujer de aproximadamente 45 años, que hacía parte de la Red de Mujeres Algecireñas por la Paz y el Desarrollo, fue asesinada junto a su esposo, Milciades Cano el pasado domingo 6 de octubre. Según el comunicado del movimiento Marcha Patriótica, hallaron los cuerpos sin vida de la pareja tendidos a un lado del camino, en las cercanías de la vereda El Quebradón del municipio Algeciras, al sur del Huila.


"No eran unos desconocidos, ni miembros de las redes del terrorismos. Duele mucho y fue un golpe muy duro para nosotros" contó Lorena Sánchez y dijo que eran, no solamente militantes del movimiento, sino unos sobrevivientes de la Unión Patriótica (UP), el partido político de izquierda que asesinaron más de 3.000 de sus militantes en los años 80 y 90. Líderes de la UP con cariño a la pareja líder en el municipio: "ellos participaron en la convocatoria al paro agrario, estaban comprometidos con el desarrollo de la comunidad", manifestó Sánchez. A la pareja Cano Vargas la describían como personas solidarias, un ejemplo en relaciones humanas y una familia unida junto a sus cuatro hijos.

La militante de Marcha Patriótica señaló que no entiende por qué estos hechos se están dando en la zona, ya que hace poco (el pasado 6 de agosto) el presidente Juan Manuel Santos anunció la activación del Batallón de Alta Montaña en Algeciras. "Aquí en Huila hay bastantes preocupaciones, nos están amenazando, no entiendo por qué si hay presencia del Ejército esto se sigue presentando". Frente a la investigación por estos hechos dijo que están en manos de la Fiscalía y espera que se resuelva pronto esta situación para que los culpables de estos hechos respondan ante la justicia.

Lorena Sánchez es la hermana de Édgar Sánchez, un dirigente político que también era sobreviviente de la UP (Unión Patriótica) y a quien asesinaron el 10 de noviembre del año pasado cuando salió de una panadería en Soacha y dos hombres le dispararon en el rostro. Cuatro meses antes de ese día, se había difundido el rumor de que había un plan para asesinar a varios dirigentes comunales y sociales. El dirigente huilense de 54 años, era uno de los principales en la lista.

Según información del movimiento Marcha Patriótica, Édgar Sánchez era un blanco de la extrema derecha por pertenecer al grupo liderado por la exsenadora Piedad Córdoba. En su momento la hermana de Sánchez, Lorena, le dijo a los medios que "hay un plan para eliminar el movimiento, para acabar con esa nueva oleada de dirigentes que asumen esta responsabilidad social. Se busca desarticular el movimiento y acabar con la Marcha".