María Luisa Piraquive, condecorada por proyecto a favor de población discapacitada

Esa distinción la logró la líder de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

La líder religiosa María Luisa Piraquive en la XV Cumbre Iberoamericana de Educación recibió el título de Doctora en Filosofía de la Educación y Master en Ciencias de la Educación.

Esa distinción la logró la líder de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional por su proyecto modelo para inclusión social y productiva llamado ‘Descubrir la Capacidad, una Oportunidad’.

Ese programa, según la Iglesia, es para personas con discapacidad en el mundo y lleva beneficiando hace más de 40 años a la población en esa condición.

La XV Cumbre Iberoamericana de Educación reunió a importantes ponentes internacionales de 25 países, quienes durante tres días compartieron métodos, procedimientos y nuevos conceptos educativos para establecer nuevas metodologías para el aprendizaje acorde con las exigencias del mundo globalizado.

De acuerdo al comunicado de la organización, el reconocimiento a la señora Piraquive ha sido entregado a los más destacados líderes de la educación a nivel mundial, entre investigadores, Directivos de universidades más importantes del Iberoamérica, docentes y autoridades gubernamentales, cuya labor ha aportado significativamente a la educación integral en la formación del ser humano.

A principio de año, en el país estalló un escándalo por cuenta de una presunta discriminación en la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, asociada al partido Mira.

En redes sociales circuló un video donde aparecía María Luisa Piraquive -madre de la exsenadora Alexandra Moreno Piraquive y líder de la Iglesia–, junto al exsenador Carlos Alberto Baena. El audio señalaba una posible discriminación hacia la población discapacitada del país pues llamaba a que alguien con un problema físico no fuera promovida como pastor. (Lea: Escándalo por discriminación en iglesia cristiana contra discapacitados).

“La condición física de estas personas que se van a seleccionar para subirse a un pulpito entonces usted…hay gente que llega a la Iglesia sin un ojo, otros llegan si un brazo, otros llegan sin una pierna, bueno con algún defecto físico…y ustedes no pueden nombrar a esa persona como un predicador que se suba a un pulpito; por causa de la conciencia eso queda mal”, señaló.

Y continuó: “Sucede que en la Iglesia de pronto había un hermano muy consagrado, muy usado por el Señor y Dios lo usaba tanto pero infortunadamente sufrió un accidente y ahí perdió un brazo o algún miembro de su cuerpo, entonces este hermano ya no se puede subir al pulpito a predicar no porque su alma y su corazón no estén con Dios sino por causa de la conciencia…cuando decimos causa de la conciencia es el qué dirá de la gente porque la gente va viniendo a la Iglesia y se van a angustiar o a asombrarse si van a ver el predicador sin un brazo pues a ellos no les va a agradar mucho…la gente dirá qué es esto y eso no me gusta esa Iglesia entonces mejor no vengo: eso se llama la conciencia”. 

Temas relacionados