Marta Lucía Ramírez e Iván Duque: la siguiente batalla política

En nombre de la coalición de la centro-derecha, ambos candidatos presidenciales se disputarán por la nominación única que busca ganar las elecciones de la primera vuelta.

Marta Lucía Ramírez e Iván Duque tendrán que competir por la nominación única a la candidatura presidencial que surja de la coalición entre el Centro Democrático y el sector que apoya el expresidente Andrés Pastrana.Archivo

Definida la nominación única del senador del Centro Democrático, Iván Duque, como candidato presidencial del uribismo, poco a poco se va perfilando más la baraja de aquellos aspirantes quienes realmente tienen un chance de convertirse en el próximo inquilino de la Casa de Nariño. Cada colectividad se ha encargado de definir un mecanismo de selección serio y transparente bajo el cual se ha venido haciendo una especie de depuración política, en aras de ofrecerles a los colombianos un abanico presidencial reducido, pero a la altura de las necesidades del país.

(Lea: No debe haber un presidente con coqueteos con el terrorismo: Álvaro Uribe)

Y en todos los sectores ha habido dudas, largas conversaciones para futuras alianzas y, eso sí, el compromiso prácticamente unánime de combatir al principal cáncer que hoy aqueja a la sociedad colombiana: la corrupción. Por los lados de las denominadas posturas independientes, ya parece que quedó zanjado el primer escalón para definir al candidato único que liderará la Coalición Colombia: Sergio Fajardo. Su labor ahora será la de buscar con qué otras fuerzas se alía de cara a la primera vuelta presidencial.

Un hecho que sigue en el plano de la incertidumbre, pues aún hay varios sectores disgregados con altas dosis de popularidad que no son ajenos a su vocación política, como la exministra Clara López y el exalcalde Gustavo Petro; o el propio Humberto de la Calle quien, pese a ser el candidato del liberalismo, recoge un importante número de votos por fuera de dicha colectividad. En últimas, no obstante, todos parecieran encaminarse hacia un mismo rumbo dado que todos ellos han dado claras muestras de apoyo al Acuerdo de Paz.

Pero, más allá de este tejemaneje electoral, se avecina una nueva batalla, pero en el campo de la centro-derecha que, desde ya, promete levantar ampolla entre quienes se mantienen firmes a los principios conservadores que encarna una candidata del perfil de la exministra Marta Lucía Ramírez y quienes, más bien, han seguido al pie de la letra “lo que diga Uribe”. Es decir, acompañar los ideales del expresidente y hoy senador del Centro Democrático, heredados hoy en Duque, sin importar el personalismo que él representa como candidato de esa colectividad.

(Lea: Iván Duque es el candidato presidencial del Centro Democrático)

Por eso, no son pocos los que se preguntan qué viene ahora para el uribismo, una importante fuerza política en Colombia, y partido mayoritario hoy en el Congreso, ahora que resultó electo como candidato único un joven senador quien, pese a haber acompañado tantos años al exmandatario, no goza del mismo reconocimiento que tiene la ya dos veces candidata presidencial Marta Lucía Ramírez.

La exministra de Defensa fue clara: “ahora competiremos él y yo para consolidar una candidatura de unidad dentro de la coalición con la cual llegaremos a la Presidencia de Colombia en el 2018”, dijo Ramírez, tras conocer del triunfo de Iván Duque quien ha dicho que no pretende convertirse en fórmula vicepresidencial de nadie. Pero Marta Lucía Ramírez tampoco. Y en ese sentido, la competencia para lograr la nominación única que se avecina no será fácil.

Detrás de Ramírez, está el apoyo del expresidente Andrés Pastrana y de un amplio sector del conservatismo, a pesar de que la exministra no inscribió su aspiración en nombre de dicha colectividad, sino que lo hizo por firmas. Y detrás de Duque, se encuentra toda la fuerza política del expresidente Uribe quien, según la votación del plebiscito de octubre del año pasado, cuenta con no menos de 6 millones de votos.

¿Qué ocurrirá? Todo parece concluir en que los dos candidatos tendrán que sentarse desde ya a evaluar un futuro escenario electoral, ceder posiciones, evaluar alternativas y, lo más importante, definir el mecanismo a través del cual se va a elegir al candidato único de la coalición de la Centro Derecha. “La Alianza para la Reconstrucción de Colombia se consolida aún más. Ya los colombianos tienen una opción clara y la certeza de quiénes serán los candidatos a la Presidencia y a la Vicepresidencia de Colombia que seguramente triunfaremos en mayo del 2018”, dijo la exministra Ramírez.

Lo cierto es que dicha decisión debe darse antes de las elecciones de primera vuelta y el panorama que arrojen las elecciones legislativas de marzo será fundamental para conocer el verdadero caudal electoral con el que cuenta cada uno. Especialmente, en medio de las críticas que, en voz baja, han caído sobre Duque dentro de su propio partido, tras criticarlo por supuestamente encarnar a un “izquierdista” disfrazado de uribista y temen que se repita la misma historia que ocurrió con el presidente Juan Manuel Santos, hoy principal enemigo de Álvaro Uribe.