Maya Villazón vuelve al ruedo

El Gobierno demostró su poderío en la primera prueba de fuego. Unidad Nacional eligió al exprocurador. Perdieron el expresidente Gaviria y el procurador Ordóñez.

El exprocurador Edgardo Maya Villazón, ayer en el Congreso, donde fue elegido nuevo contralor. /Andrés Torres

Al final se impuso el ‘guiño’ del presidente Juan Manuel Santos y el exprocurador Edgardo Maya Villazón fue elegido por el Congreso de la República en pleno como nuevo contralor general de la República, con 175 votos a favor contra 38 de Gilberto Rondón y 14 en blanco, de un total de 227 depositados. Pero más allá de los rumores y certezas sobre inhabilidades jurídicas o incluso el hecho de que en dos años el nuevo jefe de la Contraloría cumplirá la edad de retiro forzoso —65 años— por lo que tendría que hacerse a un lado, queda claro que el proceso de escogencia de quien debe vigilar el manejo fiscal del Estado deja heridas políticas que, por lo visto, van a demorar bastante tiempo en cicatrizar.

De entrada, hay que decir que si en algún momento había dudas por la posible falta de gobernabilidad que podría padecer el gobierno Santos en su segundo mandato, quedó demostrado que cuando la Unidad Nacional quiera cerrar filas en torno a un propósito común, no habrá quien le pueda hacer contrapeso. A Maya Villazón lo eligieron los votos de los partidos de la U, Liberal y Cambio Radical, además de Opción Ciudadana y gran parte de los conservadores. El Centro Democrático, partido que lidera el expresidente Álvaro Uribe, votó por Rondón mientras el Polo Democrático y los verdes anunciaron su voto en blanco.

Pero además, se ratifica que el poder presidencial en Colombia sigue siendo muy fuerte —desbordado, dirán algunos— y que, quierase o no, siempre en este tipo de elecciones entran a jugar factores de ‘negociación’ política que, por supuesto, nadie reconoce. Es lo que algunos llaman ‘cuotas’ y otros ‘mermelada’. Al fin y al cabo, la Contraloría es una entidad que maneja una planta superior a las 4.000 personas, un multimillonario presupuesto y su jefe está a la par con otros organismos de control como la Fiscalía o la Procuraduría. Es por todo esto que los gobiernos siempre querrán tener un contralor amigo.

Abogado del Externado, Maya Villazón tiene varias especializaciones en el área del Derecho. Fue concejal de Valledupar, director del Instituto de Seguro Social en el Cesar, se desempeñó como presidente del Consejo Superior de la Universidad Popular de ese departamento, magistrado auxiliar de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Superior de Bogotá y del Consejo Superior de la Judicatura, antes de llegar, en 2001, a la Procuraduría, donde estuvo por ocho años.

Y aunque hoy sabe que debe su elección al respaldo de la Casa de Nariño, lo primero que hizo cuando recibió la venia del Congreso fue plantear su independencia frente al Gobierno: “La Contraloría General es un órgano técnicamente autónomo e independiente presupuestal y administrativamente. Yo honré la independencia en la Procuraduría y ahora lo voy a hacer en la Contraloría”, dijo. No obstante, la elección no fue fácil y sólo ayer las bancadas tomaron posición. El principal escollo que tuvo que superar Maya Villazón fue lograr el respaldo del Partido Liberal, porque la colectividad, y en especial el expresidente César Gaviria, tenía candidato propio: el exrepresentante a la Cámara Gilberto Rondón.

Sin embargo, pudo más el ‘guiño’ de Santos y, sobre todo, la gestión de su ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, que durante todo el fin de semana estuvo promoviendo entre los parlamentarios liberales el voto en favor del exprocurador, desacatando la voz de quien es considerado como el jefe natural de la colectividad roja. Finalmente, en una reunión privada ayer en horas de la mañana, la bancada se decidió por Maya Villazón con 34 votos, contra 21 en favor de Rondón. Y Gaviria, visiblemente molesto, se marchó sin dar declaraciones a los medios, dejando en el ambiente la sensación de su divorcio político del presidente Santos, a quien ayudó a reelegir.

Otro derrotado fue el procurador Alejandro Ordóñez, que hasta último momento estuvo tratando de persuadir a los congresistas del Partido Conservador, su partido, para que votaran por Rondón. Pero entre los azules también se impuso el ‘guiño’ del jefe de Estado y, con una votación de 22 contra 18, el respaldo lo ganó Maya Villazón.

Tras el nombramiento vinieron las manifestaciones de respaldo. El presidente de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, afirmó que “es la persona que por calidades puede sacar adelante la agenda de control fiscal. Había unas supuestas inhabilidades, pero la Corte Constitucional y el Congreso revisaron y concluyeron que no existían. En el marco del proceso del fin del conflicto es importante garantizar que los recursos públicos sean protegidos y será un aliado para que las políticas públicas sean eficaces y eficientes”.

Desde la U, el senador Armando Benedetti dijo que “como costeño, estoy muy contento de que alguien de la Región Caribe esté al frente de la Contraloría. Maya demostró durante su gestión que fue un buen procurador y será un buen contralor. Él dará muestras de independencia ante el Gobierno y eso es lo que le interesa al Congreso”. Lo anterior, a pesar que en un comienzo esta colectividad había sido la primera en mostrar reparos a esa postulación.

Lo cierto es que Edgardo Maya Villazón es el nuevo contralor general y por ahora, el gobierno Santos y la Unidad Nacional hicieron una primera demostración de fuerza, incluso frente a alguien que en el inmediato pasado fue su aliado, el expresidente Gaviria. ¿Qué camino tomará? No se cree que vaya a ser oposición, pero sí podría convertirse en un ‘crítico independiente’. El tiempo dará la respuesta. Y una última cosa a esperar: las demandas que, de seguro, lloverán por montones sobre la elección.

Temas relacionados