Me volvería a bajar los pantalones, todos los días: Antanas Mockus

El excandidato presidencial publicó un video en las redes sociales en el que enlista la cantidad de cosas que haría de nuevo si tuviera una segunda oportunidad para vivir.

El excandidato presidencial reapareció en las redes sociales para hablar de los momentos políticos de su vida que reviviría Archivo

“Si volviera a vivir mi vida escogería Colombia, porque sólo en Colombia se puede producir un Antanas Mockus”. Con esa frase, el excandidato presidencial y exalcalde de Bogotá reapareció en las redes sociales para lanzar un mensaje que, a través de un video y muy a su estilo, recuerda varios de los episodios que mejor definían su forma de hacer política. 

Aunque aún no deja entrever ningún tipo de pretensión de cara a las elecciones del próximo año, el regreso de Mockus a la vida pública sí podría significar la reconfiguración de nuevas fuerzas ante un panorama impredecible en 2018.

¿Qué reveló el exalcalde? Que volvería a bajarse los pantalones “todos los días”, así como lo hizo cuando era rector de la Universidad Nacional cuando, en señal de protesta, intentaba llamar la atención de miles de estudiantes que manifestaban en el auditorio León de Greiff , en ese recinto. Episodio que terminó costándole el cargo a los pocos días. 

Así mismo -y en el marco de la implementación del Acuerdo de Paz- pidió perdón a sus alumnos. “Sobre todo, a aquellos que escogieron un camino errado. Tal vez, ayudé a que algunos jóvenes se radicalizaran. Hay que dar las peleas sin matar y sin hacerse matar”, dijo Mockus en el vide que difundió en su cuenta personal de twitter.

Y es que vale la pena recordar que, hace ya algún tiempo, el exalcalde reconoció que tuvo en algún momento de su vida afinidad con las Farc. Según escribió en una carta dirigida al Gobierno y a ese grupo (hoy desarmado) en 2015, Mockus admite que ayudó a guardar secretos y recursos de la guerrilla.

Además, Antanas Mockus hace alusión indirecta a uno de los temas que, tal vez, influyó más a la hora de cobrarle puntos en su imagen positiva cuando fue candidato presidencial en 2010. En ese entonces, el exalcalde se reconoció ateo durante un debate con los otros aspirantes a la Casa de Nariño pero, en el video reciente señaló que “si volviera a vivir, me metería de cura pero, obviamente, si me permiten casarme”, y afirmó que estudiaría teología, sociología o antropología. 

Se volvería a casar sobre un elefante -como lo hizo hace ya más de 20 años en el circo de los hermanos Gasca, en Bogotá-, haría monumentos en honor a las mujeres que lo han acompañado a lo largo de su vida y “tendría, dependiendo de la capacidad de mantener la paz entre distintas madres, unos cinco o seis hijos”. Afirma, finalmente, que lo que tiene por aportar sólo podría hacerlo en el país.