Mesa directiva de Congreso defiende procedimiento de convocatoria a extras

La secretaría de la corporación dice que no se gastará más dinero por el llamado al Congreso en pleno.

En las últimas horas se atizó la polémica por la convocatoria a Congreso en pleno en la apertura de las sesiones extras de Senado y la Cámara de Representantes para estudiar el Plan Nacional de Desarrollo.

Al conocer que el senador Armando Benedetti cuestionó el por qué se llamaba a todo el legislativo cuando se trata de un proyecto de trámite inicialmente económico, desde la mesa directiva defendieron la orden impartida.

El secretario de la corporación, Gregorio Eljach, dijo que “el primer debate del Plan Nacional de Desarrollo no es exclusivo de las comisiones económicas porque toca todos los temas de interés para el país”.

Según él, muchos congresistas que no están en las comisiones económicas que quieren intervenir en este debate en las comisiones, sólo pueden quedar habilitados por la plenaria.

Frente a los millonarios gastos en que, según Benedetti, incurre el Congreso por pagos de tiquetes en primera clase para los legisladores en la sesión de este viernes, Eljach dijo que se gastarán $78.900.000 que corresponden al tiquete que por ley tienen asignados todos los congresistas por el mes de febrero. Por eso, a su juicio, no se incurren en gastos adicionales.

A su turno la vicepresidenta del Senado, Teresita García, dijo que “es una lástima que los senadores nos estemos acusando los unos a los otros y estemos a la vez dando discursos de paz”.

“Lo que hizo la mesa directiva del Senado fue convocar a las sesiones extras conforme a la ley 152 de 1994 en el artículo 19 que obliga que el proyecto del Plan de Desarrollo sea radicado el 7 de febrero para ser debatido en las extras”, agregó.

En el mismo sentido, desde la oficina del presidente del Senado, José David Name, recordaron que en enero de 2007 cuando Benedetti era presidente del Senado citó también a Congreso en pleno para tramitar una serie de proyectos en sesiones extras.

Según los parlamentarios, están haciendo prácticamente lo mismo que en su momento hizo Benedetti.

Consultado Benedetti se defendió y dijo que citó a Congreso pleno porque era “obligatorio” votar los proyectos de la emergencia económica decretada por el Gobierno en medio de la ola invernal y, en realidad, el Plan Nacional de Desarrollo no lo contempla así.

Citó el artículo 48 de la Constitución sobre los informes del Congreso. “El Gobierno le rendirá al Congreso un informe motivado sobre las causas que determinaron la declaración y las medidas adoptadas. El Congreso examinará dicho informe en un plazo de 30 días, prorrogables por acuerdo de las dos Cámaras, y se pronunciará sobre la conveniencia y oportunidad de las medidas adoptadas”

Las sesiones del Congreso inician este viernes en el Capitolio Nacional en medio de estas diferencias entre los citados parlamentarios.