¿Militante o candidato?

La presencia del presidente Juan Manuel Santos en el evento de lanzamiento del programa “El Partido de la U escucha y propone”, el jueves pasado, podría terminar en una denuncia de la Procuraduría por el supuesto incumplimiento de la Ley de Garantías.

El presidente Santos. / Archivo

Si bien el jefe de Estado aseguró que su intervención en dicha actividad fue “como militante y no como candidato”, y que la ley lo que prohíbe es hablar hacia futuro y hacer promesas, más no de lo que ha hecho, para la procuradora delegada y presidenta de la Comisión Nacional de Asuntos Electorales, María Eugenia Carreño, se incumplieron las advertencias hechas por el Ministerio Público.

“Yo me pregunto cuántas reuniones más va a hacer el señor presidente con esta finalidad, cuántas reuniones so pretexto de reunirse con su partido”, precisó la funcionaria, al indicar que con este tipo de actividades, el primer mandatario puede estar involucrado en actos proselitistas. Además, explicó que en estos eventos solamente se pueden tocar temas relacionados con el partido y no hacerse balances de gobierno. Tras señalar que la ley dice que la campaña se inicia el 25 de enero, Carreño cuestionó que la U salga a decir ahora que fue un “acto académico”.

Para el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, Santos sí puede asistir a las convenciones de los partidos, según lo establece el artículo sexto de la misma Ley de Garantías. Este artículo dice que el presidente, cuando aspire a la reelección, podrá participar en los mecanismos de selección de candidatos de los partidos o movimientos políticos.

Y el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, llamó la atención en el sentido de que si bien son respetables las opiniones de la Procuraduría, es al Congreso al que le corresponde investigar disciplinariamente al jefe de Estado. “Se habla del concepto de campaña propiamente y del concepto de precampaña. En este último se le permite al presidente, un mes antes de la respectiva asamblea, convención o congreso de los partidos, participar en ellos e, incluso, hacer proselitismo”, concluyó.