'Ministerio de Seguridad no fue idea del Gobierno'

En una carta, precisa que la propuesta de crear esa cartera no contó con su aval.

El presidente Santos frente a oficiales de la Policía. / Archivo

A una semana de la segunda vuelta, y en medio de la controversia por la supuesta participación en política de algunos miembros de las Fuerzas Militares, El Espectador pudo conocer una carta enviada por el presidente-candidato Juan Manuel Santos a los miembros de la reserva activa de la Policía, entre ellos varios exdirectores de esta institución. En la misma, el primer mandatario sostuvo que “mi gobierno jamás dispondrá ni proyectará reformas que signifiquen algún detrimento de nuestra Policía Nacional o que desconozcan un legado invaluable de ejecutorias, enormes sacrificios y un trabajo de muchas generaciones de policías que con verdadero altruismo, profesionalismo y un alto sentido del deber lo han dado todo por su institución y por el país”.

Y agregó que “a este gobierno lo anima el interés y el propósito, como lo hemos hecho en estos últimos cuatro años y como lo hice en mi condición de ministro de Defensa, de apoyar los proyectos, las reformas y apropiar los recursos que se orienten a la consolidación de la Policía Nacional y al mejoramiento del servicio que presta, pues sé muy bien que esta es una condición necesaria y fundamental para avanzar seguros en el camino que hemos emprendido hacia la paz y la prosperidad”.

En la misiva, de apenas dos páginas —y con fecha del pasado 4 de junio—, el presidente agradeció “que ustedes (en referencia a los miembros de la reserva activa), desde la reserva, continúen haciendo aportes, y que en ejercicio de un derecho legítimo den a conocer sus preocupaciones y observaciones”.

Y a renglón seguido se refirió a la controversia suscitada por la propuesta de crear un Ministerio de Seguridad Ciudadana y sacar a la Policía del Ministerio de Defensa. El pasado 27 de mayo las asociaciones que conforman el Cuerpo de Oficiales de la Reserva Activa de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional le enviaron una carta al primer mandatario en la que aseguraron que esta iniciativa pondría en riesgo la institución y “sería un experimento innecesario que podría traer inconvenientes para la labor que por años ha desempeñado la Policía en Colombia, que está a la vanguardia en temas de seguridad ciudadana, y muestra de ello son las asesorías que ha dado a diferentes países”.

En respuesta a esto, el presidente Santos dijo que, “en primer lugar, el proyecto conocido a través de los medios el año anterior no fue ni siquiera radicado en el Congreso, como tampoco obedeció a una iniciativa gubernamental sino parlamentaria, y en nada consultó ni interpretó las ideas de mi gobierno en ese sentido”.

Y concluyó que cuando las condiciones y los altos intereses de la Nación así lo requieran, se podrán plantear reformas, que además de ser concertadas e incluso que surjan de la propia institución, deberán siempre buscar el fortalecimiento de la Policía Nacional y el mejoramiento de las condiciones laborales, salariales y prestacionales de sus integrantes, en ejercicio y en la reserva activa.