Ministro de Defensa no descarta uso de la Fuerza Pública en la minga indígena del Cauca

Durante un debate de control político en la Comisión Primera del Senado, Guillermo Botero dijo que aunque en este momento prima el diálogo y la prudencia con los indígenas, el Gobierno no le jala a negociar "al borde de la carretera".

El ministro de Defensa, Guillermo Botero. Archivo El Espectador

Las protestas por parte de la minga indígena en el Cauca están próximas a completar un mes. Con la vía Panamericana bloqueada y las afectaciones económicas y sociales que vive ese territorio y el departamento del Nariño, el cuerpo legislativo de la Comisión Primera de Senado realizó un debate de control político sobre la situación.

Para leer: "Recursos sí hay, pero no voluntad política": Feliciano Valencia

Esta vez, la discusión la citó Alexander López, del Polo Democrático, y participaron 11 de los 22 senadores que hacen parte de esta comisión, entre ellos Paloma Valencia, José Obdulio Gaviria y María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, y Temístocles Ortega, de Cambio Radical.

La viceministra de Agricultura, Marcela Gómez Urueña y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, fueron los funcionarios que respondieron a los comentarios de los congresistas. Botero, quien estuvo presente hasta el final de la sesión, dijo que el gobierno Duque heredó una situación “compleja que viene de tiempos atrás y donde efectivamente se han venido sucediendo un sinnúmero de compromisos”.

Por eso, si bien su ministerio reconoce el artículo 37 de la Constitución (que protege el derecho a que los colombianos se reunan en lugares públicos para protestar pacíficamente), también dijo que es fundamental respetar el artículo 24, que otorga el libre tránsito por todo el territorio nacional, cosa que se está quebrantando con el bloqueo de la Panamericana.

Más allá de esa explicación, el ministro de Defensa enfatizó en que para el Gobierno prima el diálogo sobre el uso de la fuerza. De no ser así, “ya hace rato tendríamos despejada la Panamericana. Es muy posible que exista una deuda histórica con los indígenas, pero también con otros estamentos de la sociedad. Pero no les da derecho a cobrar la deuda ejecutivamente a costa de la pobreza de sus coterráneos, como lo son los campesinos y algunos modestos productores de leche. Consideramos que uno tiene que negociar en las instancias de participación, como es el Congreso. No le jalamos a negociar al borde de la carretera”.

Por otro lado, insistió en la idea de que los enfrentamientos que sostiene el Gobierno en el Cauca no son en contra de los indígenas, sino en contra de las “fuerzas vivas”, refiriéndose a que existen grupos infiltrados en la minga. Para él, ese es uno de las grandes problemáticas de esta situación que, en todo caso, podría desvirtuar los motivos de los indígenas por los que protestan.

Sobre esto, Botero expuso la muerte de un indígena por cuenta del impacto de un 'balinazo' en el torax, como prueba de que sí hay “grupos criminales” infiltrados. “Ese 'balinazo' pudo haber provenido de un arma hechiza, que obviamente no es un arma que usa la Fuerza Pública; o que provino de la explosión de un artefacto improvisado”.

Para complementar: Muere indígena en enfrentamientos con la Fuerza Pública en el Cauca

Pese a sus argumentos, la cabeza del Ministerio de Defensa no se salvó de ser cuestionado. José Obdulio Gaviria, senador por el Centro Democrático, objetó la posición que ha tenido Botero frente al conflicto en el Cauca. El congresista le pidió que el 25 de abril, día que están convocados los indígenas a movilizarse junto a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), le “explique a los colombianos lo que está pasando y por qué es absolutamente imposible resolverlo con el diálogo. Que le diga a los colombianos por qué va a tener que intervenir con el ejercicio firme de la Fuerza Pública”.

Sobre las consideraciones del senador uribista, Botero se limitó a responder que “así como tienen la prudencia, también la contundencia”.

A su vez, el senador Alexander López, citante del debate, preguntó: ¿Por qué en lugar de perseguir a la minga y atacarla con toda la Fuerza Armada ante sus reclamos, no persiguen con la misma vehemencia a aquellos que endeudaron a ocho municipios en el Cauca y 98 más en todo el país con los bonos de agua?". Para el congresista del Polo Democrático, otro de los reclamos justos de la minga indígena, versa sobre la protección de su vida. "En lo que va corrido del gobierno de Iván Duque han sido asesinados 39 líderes indígenas solo en el departamento del Cauca y en los últimos tres años han sido asesinados 148 en total".

"A todos aquellos que critican sin conocimiento la justa lucha que se vive en el Cauca por dignidad humana en este momento, los invito a que vayan, visiten e intenten vivir al menos dos días sin agua, sin luz, sin cobertura de salud y con el olvido total del Estado", concluyó.