Minjusticia asegura que violencia intrafamiliar se pagará en la cárcel

Aunque desde el Polo se advirtió que habría un beneficio para los agresores pues hay penas menores a 8 años, Ruth Stella Correa dijo que no será así.

La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, hizo varias precisiones sobre la reforma al Código Carcelaria y Penitenciario que está en trámite en el Congreso.

Aunque el representante a la Cámara del Polo, Germán Navas Talero, advirtió que muchos de los responsables de violencia intrafamiliar podrían terminar recibiendo el beneficio de casa por cárcel, la ministro aclaró que aunque muchas penas por este delito son inferiores a 8 años, no podrán acceder a este subrogado.

Según ella, la iniciativa contempla algunas exclusiones para acceder al beneficio. Uno de estos delitos excluidos es la violencia intrafamiliar.

El artículo dice que no tendrán derecho a estos beneficios quienes hayan sido condenados por delitos culposos contra la administración pública, contra las personas y bienes protegidos por el Derecho Internacional Humanitario, contra la libertad, integridad y formación sexual; contra el abuso de confianza que recaiga sobre los bienes del Estado, captación masiva e ilegal de bienes, utilización indebida de información privilegiada, concierto para delinquir agravado, lavado de activos, soborno transnacional, violencia intrafamiliar, hurto calificado y agravado, extorsión, obstrucción ilegal de vías públicas que afecten el orden público, lesiones personales con deformidad causadas por elementos corrosivo, violación ilícita de comunicaciones o de correspondencia de carácter oficial, apología al genocidio, lesiones personales con pérdida anatómica o funcional de un órgano o un miembro, desplazamiento forzado, tráfico de inmigrantes, testaferrato, enriquecimiento ilícito de particulares; aprovechamiento de hidrocarburos o sus derivados, biocombustibles o medios que lo contengan; receptación, instigación para delinquir; empleo o lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos; fabricación, importación, tráfico, posesión o uso de armas químicas; delitos de tráfico de estupefacientes y otras infracciones contra la economía, y rebelión", citó la ministra.

A juicio del representante Navas Talero muchos de los agresores intrafamiliar pueden regresar al hogar, pese a haber maltratado a sus parejas. Según él, la mayor parte de las condenas por este delito son menores a 8 años, lo cual permitiría la prisión domiciliaria a los agresores. Aun así, el Gobierno desmiente esa posibilidad.