"Misión de la ONU está lista para la verificación": Ban Ki-moon

El Secretario General de la ONU informó al Consejo de Seguridad el alcance y plazo de acción de la misión de ese organismo que se encargará del monitoreo del cese al fuego bilateral y definitivo y de la verificación de la dejación de armas por parte de las Farc.

l Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.AFP

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, entregó un informe al Consejo de Seguridad sobre los avances de la Misión de la ONU en Colombia de cara a lo que será la tarea de verificación y monitoreo del cese al fuego bilateral y la dejación de armas por parte de la guerrilla.

De acuerdo con  Ban Ki-moon las visitas a las zonas de concentración fueron exitosas, así como el despliegue de los observadores en terreno y  la reacción positiva de la población local, lo que demuestra “que los preparativos están bien encaminados, no solo desde el punto de vista técnico, sino también desde el político,” señala el reporte.

El personal necesario de la Misión para cumplir su mandato es de alrededor de 450 observadores internacionales y un componente civil adecuado en las zonas veredales transitorias de normalización y los puntos donde tendrán lugar la separación de fuerzas y la dejación de las armas tendrán lugar. “La Misión también está lista para cumplir sus funciones de coordinación dentro del mecanismo de monitoreo y verificación”, indica el informe.

Respecto a la financiación del proceso, Ban reconoció que requerirá un gran compromiso por parte del gobierno  y que se están "celebrando conversaciones entre el Gobierno de Colombia, el Secretariado y los Estados Miembros sobre la mejor manera de prestar apoyo logístico a las zonas veredales transitorias de normalización y los puntos transitorios de normalización".

Asimismo, el informe describe el marco temporal de la misión de la ONU para las tareas de dejación de armas. Por ejemplo, señala que la verificación de la destrucción del armamento por parte de las Farc debe darse dentro de los 60 días siguientes a la entrada en vigencia del acuerdo definitivo y que serán los observadores de la misión de Naciones Unidas que se encuentran en el territorio los encargados de realizar la tarea. Las armas serán almacenadas en contenedores seguros bajo la vigilancia permanente de la ONU y la misión será la que certificará el proceso de dejación informando al gobierno, al Consejo de Seguridad y a la población.

"Después de tantos años de conflicto, puede ser difícil para muchos colombianos imaginar un futuro en paz. Sin embargo, hoy se presenta la oportunidad de hacerlo y espero que puedan aprovecharla.", concluyó el Secretario General de la ONU.