Mockus le cede el paso a Gina

Luego de más de nueve horas de deliberaciones a puerta cerrada, Antanas Mockus y Gina Parody convinieron que será ella la candidata de ASI y de los independientes a la Alcaldía de Bogotá.

No fue una decisión fácil. Pero fue una decisión mockusiana. Muy al estilo del exalcalde, estuvo marcada por una profunda y serena deliberación. Lo que arrancó como un diálogo de aproximación entre ambos candidatos al comienzo de esta semana, culminó el viernes luego de nueve horas de encierro en una casa en el norte de Bogotá.

A puerta cerrada, Gina Parody, acompañada de su asesor Carlos Ronderos, y Antanas Mockus, acompañado de su esposa, Adriana Córdoba, y el candidato al Concejo Juan Carlos Flórez, concluyeron que lo más conveniente para llegar al Palacio Liévano es que sea ella la que empuñe las banderas de una campaña independiente por la Alcaldía de Bogotá.

A las diez de la noche, al salir de la reunión, fue Mockus quien comenzó a hablar. Agradeció a quienes lo acompañaron en su campaña, aseguró que los candidatos de su partido, la Alianza Social Independiente, contarán con el apoyo de ambos y aseguró que su alianza se basa en la cultura ciudadana.

Parody continuó: “Asumo como el reto más importante la confianza que Antanas ha depositado en mí. Este fue un proceso distinto y marca un rompimiento con la historia política de Colombia. Antanas es el padre del no todo vale, el padre de la cultura ciudadana, por eso será nuestra guía”. Parody aseguró que será una candidata “de dos cabezas” y destacó que Mockus abre la puerta a un cambio generacional en la política colombiana, abriéndoles el paso a las mujeres para gobernar.

Los efectos de la alianza
La alianza, que ha sido calificada por algunos analistas como tardía, no promete grandes cambios en la contienda, que siguen liderando al candidato Gustavo Petro y Enrique Peñalosa. En parte, porque aunque Mockus insista en que Parody es la mejor heredera del ‘No todo vale’ —tal como lo señaló en una carta reciente en la que explica por qué debería ser ella quien liderara la alianza— su decisión no es garantía de que los seguidores que le quedan al profesor se unan a las banderas de la candidata. Igual, las encuestas advierten desde hace un mes que ante la ausencia de Parody en la contienda, sus votos se trasladarían a las candidaturas de Carlos Fernando Galán y David Luna.

En la historia electoral de Bogotá, los votos nunca han sido endosables. ¿A dónde se irán, entonces? El decano de la Escuela de Política de la Universidad Sergio Arboleda, Fredy Barrero, señala que Peñalosa será el menos favorecido, porque los seguidores de Mockus no le perdonan el apoyo del Partido de la U. El analista Nicolás Uribe cree que los votos que pierdan los aspirantes después de la alianza se trasladarán al candidato de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, y al del Partido Liberal, David Luna. La alianza no representaría cambios sustanciales, según Uribe, quien se atreve a pronosticar que apenas subiría dos puntos porcentuales en las encuestas.

Para Juan Carlos Flórez cabeza de lista al concejo por ASI, todavía es incierto lo que la ciudadanía decida respecto a la alianza. Asegura que lo importante es lo que la suma les da a los ciudadanos una alternativa distinta a la polarización. Para Uribe, el panorama no es tan alentador: “Esta no es una alianza ganadora y, finalmente, no va a inclinar la balanza para ningún lado”.