MOE critica posesión de Soledad Tamayo en reemplazo de Aída Merlano en Senado

Noticias destacadas de Política

La Misión de Observación Electoral (MOE) considera que este hecho premia al Partido Conservador, que avaló en su momento a Merlano, sindicada por delitos electorales, una situación, a su juicio, contraria a la ley que determina que la organización política debe asumir las consecuencias por las conductas irregulares de su senadora electa.

Además del revuelo que causó la orden de liberación de Jesús Santrich por parte de la Corte Suprema de Justicia y la decisión de la Corte Constitucional de darles fin a las objeciones presidenciales, el miércoles también hubo polémica en el país político por la posesión de Soledad Tamayo Tamayo, quien llegó a reemplazar la curul de Aída Merlano, del Partido Conservador, sindicada de delitos electorales.

Lea: Las contradicciones en la posesión del reemplazo de Aída Merlano.

A la luz de la Misión de Observación Electoral (MOE), este hecho deja un mal precedente para la democracia, especialmente ad portas de las elecciones regionales de octubre. “La MOE ve con muchísima preocupación la posesión que hizo ayer, en reemplazo de Aída Merlano, del Partido Conservador, el señor presidente del Senado (Ernesto Macías), con esto, Macías no solamente desconoció el régimen de responsabilidad política que tienen los partidos, sino que está enviando un terrible mensaje al validar conductas contrarias a la ley, permitiendo que las organizaciones políticas no asuman ningún tipo de consecuencia”, advirtió Alejandra Barrios, directora de la organización.

Barrios recordó que Merlano fue capturada con medida de prevención por los delitos de concierto para delinquir, corrupción al sufragante, ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas y fabricación, porte y tenencia de armas. “La apertura formal de este proceso tuvo como consecuencia directa que el Partido Conservador no pudiera, hasta hoy, posesionar a una persona que remplazara a la senadora Merlano, quien tiene medida de aseguramiento con detención preventiva y que se encuentra a la espera del resultado del proceso”, precisa la MOE en un comunicado.

Esto lo explica en aras de la aprobación de la reforma política de 2009 que acogió el régimen de responsabilidades políticas de los partidos para la lucha contra la corrupción y frenar “la entrega de avales a candidatos cuyas prácticas electorales y políticas atentaran contra el sistema democrático”, se lee en el boletín.

El pasado 16 de mayo, el Consejo de Estado anuló la elección de Merlano como senadora para el período 2018-2022 por estar involucrada en una organización criminal de compra de votos. La Sección Quinta del tribunal administrativo determinó que “las prácticas corruptas adelantadas directa o indirectamente por candidatos a cargos de elección que afecten la pureza y libertad del voto de los electores, constituyen una causal de nulidad electoral independiente”, decisión que la MOE celebra al analizarla como una consecuencia del régimen de responsabilidad política.

Este postulado de la MOE fue dejado como constancia, antes de la posesión de Tamayo, por la senadora de los verdes Angélica Lozano. “Es ilegal haber posesionado al reemplazo de Aída Merlano, ella está siendo procesado por compra de votos, por flagrancia. El Consejo de Estado, cuando anula una elección, ordena comunicarle al Congreso para que este dé posesión a la persona que sigue”, dijo Lozano, poniendo el ejemplo de los fallos sobre la misma naturaleza de Antanas Mockus (Alianza Verde) y Luis Emilio Tovar (Centro Democrático) en los que en el apartado de “resuelve” llama a los presidentes de las corporaciones a dar posesión al siguiente en lista, como lo acredite el Consejo Nacional Electoral.

La MOE insiste en que el reemplazo se debió de dar una vez se resuelva el proceso penal de Merlano, que sigue en marcha. Desde ya, voces pronostican demandas ante el Consejo de Estado por la posesión de Tamayo, quien dijo que asistió al recinto por llamado de la Mesa Directiva del Senado. Para ella, también, el fallo del tribunal administrativo deja en vacancia el puesto de Merlano, por consiguiente, dice, su llegada al Congreso es un derecho a su partido.

Comparte en redes: