Momentos de una tórrida campaña

Hace cuatro años, cuando el país eligió entre Juan Manuel Santos y Antanas Mockus, resultaba impensable el escenario político actual.

El candidato del uribismo de 2010, hoy presidente, está enfrentado en su carrera por la reelección, precisamente, al candidato del Centro Democrático, el movimiento del expresidente Álvaro Uribe.

Ese partido político fue formado por el mismo Uribe en 2013, cuando le resultó insoportable una cadena de acciones políticas de Juan Manuel Santos que, a su juicio, constituían una traición. El nombramiento de figuras de Cambio Radical y el Partido Liberal en el gabinete presidencial, así como el comienzo de negociaciones de paz con las Farc, provocaron un profundo distanciamiento político entre el expresidente y el actual mandatario.

De allí en adelante el principal movimiento de oposición al gobierno de la Unidad Nacional fue el Centro Democrático. Al comienzo, la aspiración del uribismo fue llegar al Congreso, sin embargo, cuando aparecieron cartas fuertes para la Presidencia, fue necesaria una convención.

Luego, el presidente Santos anunció que iría por la reelección y ambas fuerzas políticas encararon la primera vuelta con claro favoritismo. Ahora han sabido tejer alianzas políticas que consideran suficientes para llegar a la máxima magistratura.

Temas relacionados