Mujeres congresistas arremeten contra propietario de Andrés Carne de Res

Acusan a Andrés Jaramillo de querer revictimizar a la mujer que es violada.

Desde el Congreso de la República se atizó la polémica por la declaración de Andrés Jaramillo, propietario de Andrés Carne de Res, quien sugirió que la minifalda que lucía una joven pudo incidir en el presunto abuso sexual que ella dijo haber sufrido en el establecimiento, ubicado en las afueras de Bogotá. (Lea más de las explosivas declaraciones de Jaramillo).

La senadora Gloria Inés Ramírez dijo que “en Colombia siempre se revictimiza a la mujer que es violada y en Colombia ahora se dice que no se pueden poner escotes o que si camina de cierta manera; siempre buscando a la mujer como culpable de la violación”.

“No puede ser que la manera de vestir conlleve a nuestro par humano, el hombre, a proceder a agredir y de esta manera a violar”, señaló.

Y agregó: “Expresiones como la de Andrés Jaramillo solo implican que la mujer es la culpable de su violación”.

La violación es un crimen que Ramírez está trabajando para que sea considerado un delito de lesa humanidad.

A su turno, la senadora Claudia Wilchés Sarmiento sugirió imaginarse “qué van a hacer los hombres sin mujeres con minifalda”.

“Creo que es una expresión vergonzosa porque no existe ninguna justificación para que una mujer sea forzada o violentada. No sé si el señor Andrés Jaramillo estaba en un mal momento pero creo que la embarró muy feo”, aseguró.

Según la senadora, en Colombia “nos hemos acostumbrado tanto a que ocurran este tipo de eventos que ya encontramos cualquier justificación como válida”.

El martes en la tarde, la Alta Consejera para la Equidad de la Mujer del Gobierno, Nigeria Rentería, también señaló que tales agresiones no se deben justificar de ninguna manera.

"Dichas declaraciones conllevan un mensaje de justificación de la violencia sexual hacia la mujer, en el que responsabiliza a la joven de la posible agresión a causa de la ropa que vestía, responsabilidad que incluso extiende a la familia de la presunta víctima", sostuvo Rentería en un comunicado emitido por su oficina.

Agregó que la violencia contra las mujeres supone un delito en Colombia, que "vulnera sus derechos y nada la justifica". (Lea más del rechazo del Gobierno).