Nace la Alianza Verde

Para algunos es como juntar el agua con el aceite.

Sin embargo, en el congreso del Partido Verde y desde el movimiento Progresistas confían en configurar una tercería política que entre a jugar con fuerza en el escenario político y se convierta en una alternativa para las elecciones a la Presidencia que pase por encima de la polarización que genera la intención reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos y el intento de retoma del poder del exmandatario Álvaro Uribe Vélez.

Alianza Verde, ese es el nombre bajo el cual se denominará la coalición que conforman desde ayer el Partido Verde y el movimiento Progresistas, acuerdo que tardó más de un año en consolidarse y cuyo camino para lograrlo fue complejo y espinoso porque, pese a la característica independiente de las dos fuerzas políticas, hay factores que generan evidentes distanciamientos, que desde ayer empezaron a ser superados.

El primero tiene que ver con la figura del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, como jefe natural del progresismo, a quien un sector de los verdes había atacado por desacuerdos con su administración. Incluso, el exalcalde Enrique Peñalosa y el representante Alfonso Prada han manifestado su oposición. Pero de forma sorpresiva el acuerdo incluyó la decisión de oponerse a la revocatoria de Petro, uno de los motivos de la inasistencia de Prada al congreso del partido.

Peñalosa afirmó que acatará lo decidido y se postuló como precandidato a la presidencia por el sector Verde. Desde el progresismo, la principal carta es el exgobernador de Nariño Antonio Navarro. Hasta ayer se hablaba de una consulta para elegir al aspirante de la naciente coalición. No obstante, Navarro pidió serenidad y planteó aplazar la decisión hasta que Santos decida si aspira a la reelección y planteó la posibilidad de una consulta con otros partidos.

Peñalosa no está de acuerdo y plantea que se haga la consulta interna. En ese sentido la preocupación es que, ante las evidentes diferencias entre verdes y progresistas, el electorado puede fraccionarse. En materia organizativa se conformará una dirección nacional compuesta por 19 miembros verdes y 15 progresistas, tendrán un comité ejecutivo con dos copresidentes, un director ejecutivo y un secretario general para descentralizar el poder. Además, se llegó a un acuerdo programático de independencia, transparencia, respeto a los recursos naturales y la política del ‘no todo vale’ que catapultó la Ola Verde hace tres años.

448995

2013-09-26T22:00:00-05:00

article

2013-09-26T22:00:09-05:00

none

Redacción Política

Política

Nace la Alianza Verde

21

2486

2507