‘Es natural que la Unidad Nacional se acabe’

El copresidente del Partido de la U asegura que es normal que se dividan las colectividades porque piensan en ganar las elecciones regionales y por divergencias, como sobre la lista cerrada en la Ley de Equilibrio de Poderes.

El presidente del Senado, José David Name. / Gustavo Torrijos - El Espectador

En medio de acusaciones por parte del Centro Democrático por no dar permiso de viaje al senador Uribe y del Polo Democrático por no haber sancionado la Ley Estatutaria de Salud, el presidente del Senado y copresidente del Partido de la U, José David Name, deja ver en entrevista con El Espectador que hay visos de división entre los partidos de la Unidad Nacional.

Mucho se ha hablado de la prohibición del viaje del Centro Democrático a Estados Unidos. ¿Qué pasó realmente?
Últimamente, en esta polarización que tiene el país, en la ultraderecha, y no lo digo por el presidente Uribe, porque él no lo ha hecho, hay mucha gente que repiten cien o doscientas veces una mentira que se convierte en realidad.

¿Cuál es la mentira?
Que yo no le di permiso al senador Uribe. Él me pasó una petición para poder salir del país en varias ocasiones. El 6 de febrero hablé con él y le informé que el presidente Santos había modificado el decreto de llamamiento extraordinario y que se estaba discutiendo la Ley Estatutaria de Salud. Acordamos que vendría a plenaria el martes 10 de febrero y después de eso podría salir del país.

¿Cuántos senadores asistieron?
Ochenta y siete.

Y los que no asistieron, ¿por qué no lo hicieron?
El senador Gerlein no asistió porque ha estado mal de salud; Ana Mercedes Gómez había pedido con tiempo un permiso para someterse a una cirugía. Hay unos cinco o seis senadores que no han dado explicación hasta el momento. Tendrán que tener una excusa válida o si no se les descontará el día.

El Centro Democrático insiste en que no tienen garantías en el Congreso ni en la justicia. ¿Qué opina?
Cada vez que escucho a Álvaro Uribe, dice lo contrario. Las garantías que les puedo dar es el cumplimiento de la Ley 5 de 1992. Ellos llaman no tener garantías a que en muchas ocasiones no les hemos aprobado sus peticiones, pero esa es la democracia, las cosas se aprueban con votos. Reconozco que gracias al Centro Democrático muchas leyes se han aprobado en este país, como la reforma tributaria, el fuero militar y el presupuesto de la Nación.

¿No cree que dio “papaya” innecesariamente?
Sí, en este país uno pierde con cara o con sello.

Sobre la plenaria que dio lugar al debate sobre el permiso del viaje, hubo otra discusión. El senador Robledo dijo que usted debió sancionar la Ley Estatutaria de Salud. ¿Por qué no lo hizo?
Porque al presidente de la República nunca se le vencieron los términos. En un concepto jurídico demostramos en la plenaria los tiempos con fechas y cada una de las actuaciones. La ley es clara, yo debo sancionar la ley cuando el presidente se niegue a sancionarla y eso no ha pasado.

La función de la Corte Constitucional es hacer observaciones de forma, no de fondo, en el trámite de las leyes. ¿Cuáles fueron las observaciones en este caso?
Si no hubieran sido observaciones que no se pudieran solucionar, la ley se hubiera caído. Hay muchas formas de interpretar la ley. El senador Robledo hablaba de que yo tenía que enviar directamente la ley estatutaria al presidente, pero, finalmente, él no es abogado.

Usted tampoco lo es...
Pero sí me hago asesorar de personas como el doctor Beltrán, que estuvo en la Corte Constitucional.

Respecto a la próxima legislatura, ¿qué tan eficiente será el trámite de los proyectos si tendremos elecciones regionales en las que ustedes tienen intereses?
Conté con suerte en ese sentido, porque el ausentismo no se va a dar en este semestre, será el otro. Le tocará al nuevo presidente del Senado, que se elije el 20 de julio.

¿Cuáles van a ser los proyectos principales de esta legislatura?
Equilibrio de poderes y fuero militar, que vienen de la legislatura pasada. También el Plan Nacional de Desarrollo, que tiene que ser aprobado antes de que termine mayo, por Constitución y ley. Son los tres proyectos en los que hay que concentrarse, dar un debate amplio entre los partidos y hacer acuerdos antes de llegar a plenaria.

¿Quién va a ser el próximo presidente del Congreso?
Hay unos acuerdos políticos. Debe ser un candidato del Partido Liberal, pero todavía no se ha escogido quién.

¿Y quién es el más opcionado?
No sé. Sólo sé que el senador Luis Fernando Velasco tiene unas aspiraciones fuertes. Pero la decisión le corresponde al Partido Liberal.

¿Qué tan cierto es que dentro de la Unidad Nacional hay una división por algunos cargos que el presidente Santos aún no le ha asignado a la Unidad Nacional?
Más que división, es algo natural que cada partido vaya separándose de la Unidad Nacional y piense en ganar las elecciones regionales.

Entonces sí están empezando a dividirse...
Yo lo veo como algo natural. En el Partido de la U, hablando como copresidente del partido y no como presidente del Senado, tengo la aspiración de que mi partido saque el mayor número de alcaldías y gobernaciones. A eso súmele que el Partido Conservador está dividido, así que es natural que se dé, y seguirá así porque hay temas, como la lista cerrada en la Ley de Equilibrio de Poderes, en que el Partido de la U no está de acuerdo y el Partido Liberal sí. Temas que nos pueden dividir o separar de la Unidad Nacional.

“Rafael Pardo es un buen candidato”

Otro tema importante es Bogotá. ¿Cuándo sabrán a qué candidato van a apoyar?

El 25 de marzo tendremos nuestras decisiones. Me gusta mucho Rafael Pardo, es un buen candidato. Pero también hay que mirar los otros candidatos que salgan. Estamos tratando en el tema de Bogotá, ir unidos con Cambio Radical, el Partido Liberal y la U.

Aunque desde el mismo partido de la U ya hay una división. Aparte de Rafael Pardo, ¿pueden sacar a otro candidato?

No, no creo. Rafael Pardo es un buen candidato y si va por la Unidad Nacional va con el aval de los tres partidos, así que sentiría a Rafael Pardo como un candidato de la U.

Hablando de Barranquilla, todas las encuestas indican que el próximo alcalde será nuevamente Álex Char. ¿Cómo ve que él vuelva a la Alcaldía?

Me encontré con él y hasta el día de hoy no le ha expresado a nadie que quiere ser candidato, dice que en mayo mira si se lanza o no. Me imagino que debe ser por todas las investigaciones fiscales y disciplinarias que tiene, y hasta que resuelve todo eso va a anunciar su candidatura. Cuando se comuniquen las diferentes candidaturas el Partido de la U tomará una decisión.