“Nunca supe que había investigaciones contra Hernández”: Duque

“Ñeñepolítica” mueve cimientos del uribismo

Debate por grabaciones en las que el desaparecido “Ñeñe” Hernández habla sobre “dineros bajo la mesa” que habrían beneficiado campaña del presidente Iván Duque. El mandatario asegura que conocía al vallenato porque sus padres fueron amigos, pero que nunca fue cercano.

Tanto el senador Uribe como el presidente Duque, tienen fotos con “Ñeñe” Hernández.
Tanto el senador Uribe como el presidente Duque, tienen fotos con “Ñeñe” Hernández.Archivo Particular

Solo una noticia como la confirmación del primer caso de coronavirus en Colombia podía desviar la atención de un hecho sobre el que estaban puestos los ojos del país: la revelación de las grabaciones en las que el difunto ganadero, acusado de narcotráfico, José Guillermo Hernández Aponte, conocido como Ñeñe, habla de una presunta compra de votos en el Caribe durante el proceso electoral de 2018, destinada a beneficiar la campaña presidencial de Iván Duque. Las conversaciones —que salieron a relucir de una investigación que desarrollaba la Fiscalía por el asesinato del joven Óscar Rodríguez, confundido por los pistoleros que le dispararon en agosto de 2011 con su padre, Carlos Rodríguez Gómez— afectan directamente al jefe de Estado y al senador Álvaro Uribe, estremeciendo las columnas de la política nacional.

La información conoció la luz, además, tres semanas después de las declaraciones en las que la excongresista Aida Merlano manifestó que le constaba que los empresarios Julio Gerlein y Faisal Cure habían aportado $6.000 millones a la campaña de Duque. Lo dicho por la fugada exsenadora motivó la denuncia que el representante a la Cámara David Racero, de la Lista de la Decencia, radicó en la Comisión de Acusación e Investigación, con el fin de que el primer mandatario fuese indagado por la presunta comisión de los delitos de constreñimiento al sufragante, corrupción al sufragante, tráfico de votos y tentativa de homicidio.

Le puede interesar: Nunca supe de investigaciones contra “Ñeñe” Hernández: presidente Duque

A ese mismo expediente podría llegar lo relacionado con Ñeñe Hernández, y la apertura, o no, de un proceso formal en contra del mandatario, deberá ser definido por los representantes investigadores Edward Rodríguez, del Centro Democrático; Andrés Calle, del Partido Liberal y Wilmer Leal, de la Alianza Verde. Sin embargo, la Comisión de Acusación no es que sea reconocida por haber llevado a cabo exitosas investigaciones que involucren a los jefes de Estado, por lo que la batalla se empieza a dar, respecto a lo político, desde el campo mediático y, en cuanto a lo judicial, desde la Fiscalía, luego de que el jefe del ente acusador, Francisco Barbosa, compulsara copias “a las autoridades pertinentes para los fines pertinentes”.

Por ahora, la posible investigación que se inicie no entusiasma a los sectores de oposición, si se tiene en cuenta que la información de la presunta compra de votos estaba en manos de la Fiscalía desde el 28 de agosto de 2019, luego de que se hicieran las transcripciones de una interceptación de comunicaciones a un número telefónico que estaba vinculado a la indagación que desde 2015 se abrió sobre el homicidio de Óscar Rodríguez. La razón dada por Barbosa es que el fiscal que tenía ese caso, “dentro de su autonomía, no compulsó copias porque consideró que la información no aportaba para el esclarecimiento de ese crimen”.

Lea también: El informe del gerente de campaña de Iván Duque: "No se recibieron aportes en segunda vuelta"

En contraste, los mencionados han comenzado su defensa ante los medios. El expresidente Álvaro Urbe, desde Yopal (Casanare), manifestó que nunca conoció ni fue amigo de Ñeñe Hernández y que por su cabeza, desde que inició su carrera política en 1974, nunca se le ha pasado comprar votos. “Me cuentan en Valledupar que hasta que se murió, siempre se habló de él como ganadero exitoso, nunca como narcotraficante. La acusación de narcotráfico se da después de su muerte”, aseguró Uribe.

En medio de la ola de señalamientos, Duque también negó que fuese cercano al Ñeñe Hernández, aunque reconoció que el padre de este y el suyo sí fueron amigos. Según el primer mandatario, la primera vez que visitó Valledupar fue junto a su padre en 1995. En esa ocasión, dijo, conoció al padre del Ñeñe, Aristides Hernández, a su madre Beatriz Aponte y a su hermano. “A José Hernández no lo conocí en esa ocasión, lo conocí en los últimos cuatro años quizás, en contados encuentros públicos, alguno que otro social seguramente, pero no tuve con él lo que se dice una hermandad, como han tratado de insinuar”, aseguró.

Lo dicho por el presidente, en cuanto a su relación con Ñeñe, choca con lo que dicen en Valledupar quienes lo conocieron. Incluso, con lo que cuenta el primo de Beatriz Aponte, José Manuel Aponte Martínez, en una columna que fue publicada en el diario El Pilón, de la capital del Cesar, el 12 de julio de 2019. En esas páginas, en referencia a la cercanía del presidente y Hernández, escribió: “(…) Especialmente Iván Duque Escobar, quien venía acompañado de su hijo Iván, muy pequeño, hoy presidente de Colombia; él jugaba e iban a las haciendas de Aristides con el Neñe y Goyo, montaban burros y burras, caballos y mulas, se bañaban en el río y consumían los suculentos sancochos de chivo y gallina que caracterizaban al Capi (Aristides Hernández)”.

Contexto: "Hay que buscar una plata para pasar bajo la mesa": la llamada del "Ñeñe" Hernández

Similar a lo que dijo el expresidente Uribe, Duque aseguró que no tenía conocimiento de las investigaciones que se adelantaban en contra de Hernández y que las fotos en las que aparece con él no son diferentes a otras en las que aparece con otras personas. La situación ha funcionado como una munición perfecta para la oposición, que ha sentado su voz de indignación ante lo que sugieren las grabaciones. El senador Gustavo Petro, quien perdió las elecciones en segunda vuelta con Duque, escribió en Twitter: “Mandaron el narcotraficante Ñeñe Hernández a comprar con sus dineros sucios los votos en La Guajira para Duque. La orden la dio Uribe. ¿Aún dudan que tenemos un presidente que ganó con trampas? Y los niños de La Guajira muriendo de hambre”.

Por su parte, el senador Jorge Robledo aprovechó para arremeter en contra del exfiscal Néstor Humberto Martínez. “Eso lo tuvo engavetado él y también el fiscal Espitia. Supimos con todas las letras cómo se movía en las altas esferas políticas, económicas y sociales este Ñeñe Hernández. ¿Qué país es en el que estamos, en donde un narcotraficante se mueve durante años como Pedro por su casa hasta que lo asesinaron en Brasil, pero en el que, además, la Fiscalía esconde pruebas de ese calibre?”.

Las suspicacias sobre la financiación de la campaña del presidente Iván Duque están sobre la mesa, tanto por lo dicho por Merlano como lo conocido en las grabaciones de Ñeñe, sin embargo, aún hay muy poco en el campo judicial, que es donde se podría definir de cualquier forma. Este capítulo de la vida política nacional apenas comienza y lo que más dificultará su resolución, es que Hernández ya no existe.

 

908140

2020-03-06T22:40:38-05:00

article

2020-03-09T11:29:42-05:00

germangp8_76

none

Redacción Política - [email protected]

Política

“Ñeñepolítica” mueve cimientos del uribismo

50

8546

8596