“Ni ganó Vargas ni perdieron los Char. Ganó Cambio Radical”: representante Carlos Cuenca

Representante por Guainía, es el postulado de su partido para ser el próximo presidente de la Cámara. Niega que haya división en la colectividad y, por el contrario, dice que están más unidos.

Cuenca llegó en 2008 a la Cámara de Representantes, reemplazando a Sandra Velásquez, excongresista sentenciada por falsedad ideológica. / Mariana Gómez - El Espectador

Desde hace nueve años, Carlos Alberto Cuenca Chaux, silenciosamente, se ha venido posicionando como un peso pesado de Cambio Radical en el Congreso, especialmente por su rol desempeñado en la Comisión Tercera de la Cámara, siendo coordinador ponente de los últimos tres planes de desarrollo de los gobiernos de turno. Representante por Guainía, llegó al Capitolio en 2008 en reemplazo de Sandra Velásquez, apartada de su cargo por el delito de falsedad ideológica al usar un avión de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) para el transporte de unos alimentos. Desde entonces no se ha apartado de su curul y en los últimos tres comicios los electores le han ratificado su respaldo, especialmente el año pasado, cuando se presentó por primera vez en lista de voto preferente.

Su experiencia en la política no fue planeada, mucho menos respaldada por una campaña que le hiciera eco a su nombre. La propuesta de ser segundo en la lista cerrada de Velásquez, para los comicios de marzo de 2006, le llegó por su conocimiento de la región y por su conexión entre Bogotá y Guainía, pues era el responsable de los vuelos cargueros entre la capital e Inírida durante 13 años. Aunque aprendió en la marcha las movidas políticas, la visión local que tiene, dice sin ninguna pretensión de vanagloriarse, les ha llevado más prosperidad a su departamento y a la región.

Le puede interesar: “Lo que hice fue reconocer la jefatura de Vargas Lleras”: César Lorduy

“Estar en la Comisión Tercera (la económica) ha sido muy beneficioso para el Guainía. Pasó de ser un departamento que recibía $57.000 millones en 2010, a $212.000 millones en 2019. Por otro lado, recibíamos por regalías $7.000 millones y en la última bienal fueron $137.000 millones. Además, muy pocas veces se da gracias a una reforma tributaria y siendo coordinador ponente logré exonerar de IVA una serie de productos y servicios para Guainía, Vaupés, Amazonas, Vichada y Guaviare”, comenta.

El foco que le ha dado a la Orinoquia y Amazonia, regiones olvidadas por la centralización del poder en Bogotá, ha sido la principal bandera de este congresista, la carta de su partido para ser el próximo presidente de la Cámara de Representantes para la legislatura que comenzará el 20 de julio, cuando los acuerdos entre bancadas dicen que le toca el turno a Cambio Radical. Una nominación que no estuvo exenta de polémica.

¿Cómo fue ese pulso interno en Cambio Radical para quedarse con la postulación?

Eso es falso. Olvidémonos del episodio de Valledupar. Para nadie es un secreto que hubo un malestar, pero nosotros somos una familia y lo hemos demostrado. No hubo calenturas como lo hicieron ver, hay que bajarle el tono. Es más, lo primero que me preguntaron cuando bajé a hablar con los medios era si Vargas Lleras le había ganado a los Char. Aquí ni ganó Vargas ni perdieron los Char. Ganó la bancada, porque estamos demostrando unión.

¿Pero cómo fue la votación? Su más duro rival era César Lorduy, ¿renunció a su aspiración antes de esa votación?

Días antes de la decisión que tomó la bancada nos reunimos todos, tuvimos un desayuno, hubo posturas diferentes y la decisión de las mayorías fue decir que no se aplazaría la elección, y así se hizo. Lastimosamente, de haberse hecho antes el retiro de los colegas, no habríamos forzado a un pulso que fue lo que quedó en el ambiente.

¿Usted es cuota de Germán Vargas Lleras para esta Presidencia?

Soy cuota de Cambio Radical, no cizañemos más con eso.

Llama la atención que siendo de un departamento, la verdad, con poco peso político, haya salido elegido...

Creo que lo que se hizo fue un reconocimiento a la experiencia. Soy el más antiguo de los 30 congresistas, estoy en una comisión con mucha responsabilidad no solo para el país, sino para toda la bancada. Fui uno de los compromisarios cuando inició la legislatura para asignar las posiciones a cada uno de mis colegas y siento que quedaron satisfechos.

¿Qué significa para usted esta postulación?

Es un tema de región, de provincia; es el pago a una deuda histórica con la Amazonia y la Orinoquia, y esperemos que así lo ratifiquen las mayorías el 20 de julio.

¿Sería la primera vez que un representante de la Orinoquia y la Amazonia llegue a la Presidencia de la Cámara?

Departamentos como el Meta no han tenido, tampoco Casanare. Recuerdo que el 20 de julio de 1980 se posesionó Hernando Turbay, de Caquetá, como presidente de la Cámara. Creería que a ese departamento se le debe vincular con la Amazonia. Si estoy en lo correcto, transcurrirían 39 años para que llegara una persona de la región. Hay que aprovechar el momento y dejar la puerta abierta para las nuevas generaciones de Guainía, Amazonas, Vaupés y los demás departamentos. Allá también somos Colombia y estamos dispuestos a recibir a quien quiera ir, porque necesitamos de una vez por todas explotar el turismo.

¿Cuáles son los principales retos en la legislatura que liderará?

Esperamos hacer un trabajo transparente, con el que la corporación no se arrepienta de haber puesto mi nombre en consideración y, eventualmente, elegirme. Lo que se viene es fuerte, ya que es un año electoral. Daré todo lo mejor de mí para los colombianos y las personas que me eligieron, pensando, sobre todo, en las regiones que están en el olvido.

Por cierto, ¿cómo evalúa, hasta ahora, al Gobierno y al presidente Duque?

El presidente es una persona con unos dones y facilidades grandes, es un tipo inteligente, pero no sabemos si está mal rodeado y aconsejado. Lo que pretende hacer está bien, él tiene la mejor de las intenciones, así lo noto cuando lo tengo cerca, pero lamentablemente la realidad es otra. Uno ve que su actuar es diferente al de su partido. Algo pasa y lo único que queremos es aportar y que no nos vean como la piedra en el zapato, sino como unos aliados.

¿Cómo ve el pulso en el Senado para el debate de las objeciones a la JEP?

No le veo pulso a eso, creo que ya hay una decisión tomada. Las instituciones hay que respetarlas, el país tiene que ser uno solo.

¿Cree que Duque se equivocó objetando a la JEP?

No creo que haya sido un error, fue su propuesta de campaña, pero también los que nos hicimos elegir con la bandera de la paz cumplimos. Esa es la democracia, sus mayorías no están reflejadas con las del Congreso y eso es algo coherente a lo que se vive hoy en día.

851495

2019-04-21T21:00:00-05:00

article

2019-04-22T14:15:53-05:00

germangp8_76

none

Natalia Tamayo Gaviria - @nataliatg13

Política

“Ni ganó Vargas ni perdieron los Char. Ganó Cambio Radical”: representante Carlos Cuenca

94

7133

7227