Ni santismo ni uribismo

Si las elecciones fueran mañana, el 30,6% de los encuestados votarían en blanco; el 27% apoyarían al presidente Juan Manuel Santos si se quisiera reelegir, y Óscar Iván Zuluaga llegaría al 14,9%, seguido por Antonio Navarro Wolff, con 12%.

A 13 días de que el presidente Juan Manuel Santos le cuente al país si aspira o no a un nuevo período presidencial, una encuesta realizada por Gallup y pagada por varios medios de comunicación, entre ellos El Espectador, reveló que si las elecciones fueran el próximo domingo, el 30% de los encuestados votarían en blanco, mientras que un 27% lo haría por el presidente Juan Manuel Santos y el 14,9% elegiría a Óscar Iván Zuluaga. En el tercer puesto se mantiene Antonio Navarro Wolff, con 12% de la intención de voto de los 1.200 encuestados. En el cuarto lugar figura Clara López, con 7,2%, seguida por Marta Lucía Ramírez, con 5% de electores. (Vea ficha técnica)

La encuesta fue realizada entre el 1° y el 6 de noviembre en Bogotá, Antioquia, la Costa Atlántica, el centro-oriente del país y el suroccidente. Se realizaron 1.200 encuestas cara a cara en 23 de los 32 departamentos. Se entrevistaron hombres y mujeres en edad de ejercer el voto y se indagó por tres escenarios principalmente: quién ganaría si el próximo fin de semana fueran las elecciones a la primera vuelta presidencial y quién ganaría en una segunda vuelta. Ambos escenarios con el presidente Juan Manuel Santos como candidato. De otro lado, se consultó sobre unas hipotéticas elecciones con el exministro Germán Vargas Lleras como candidato y sin el presidente Santos en la contienda; y, finalmente, se indagó sobre el proceso de paz, la favorabilidad de las principales figuras públicas y de las instituciones.

Los números revelan que existe un notable malestar de los encuestados con quienes se perfilan como principales aspirantes a la Casa de Nariño. Si bien el presidente Santos se mantiene en la punta en la intención de voto, resulta muy revelador que el voto en blanco sea la casilla que más fue marcada en esta encuesta. Se podría decir que hay un notable inconformismo con la polarización entre santismo y uribismo, y que en esta disputa la mayoría de los encuestados no se irían con ninguno de los dos. Resulta curioso encontrar que el Presidente Santos consigue el 30.6% de la intención de voto en los estratos 1 y 2; mientras que Óscar Iván Zuluaga se lleva el apoyo del 23.7% de los estratos 4,5 y 6. También vale la pena resaltar que el 30.8% de las encuestadas apoyaría al mandatario, cuando a Zuluaga sólo el 9.4% de las encuestadas lo apoyaría.

También resultan dicientes los números de Antonio Navarro Wolff, quien figura de tercero y a tan sólo 2,9% de Óscar Iván Zuluaga. Se podría afirmar que con estos resultados la posibilidad electoral de una tercería se mantiene en el horizonte político, más cuando la presidenta del Polo Democrático marca un 7,2%. Lo que haría pensar que en el caso en que se diera un acuerdo electoral entre Alianza Verde y el Polo estarían en el escenario de una segunda vuelta presidencial contra el presidente Juan Manuel Santos.

La encuesta también consultó a los colombianos sobre un escenario sin Navarro Wolff y con el exalcalde Enrique Peñalosa como candidato de la Alianza Verde. ¿El resultado? Clara López estaría por encima de Peñalosa, quien marcó un 8,7% en la intención de voto. Sin embargo, en un escenario entre el presidente Santos, Óscar Iván Zuluaga y Clara López, el actual mandatario obtendría el 33% de la votación; el voto en blanco, el 27%; Zuluaga, el 20,8%, y López Obregón, el 16,3%.

Como quien dice, a la actual directora del Polo Democrático hoy no le alcanzaría para liderar una tercería. Un escenario similar se puede ver en el caso en que en vez de ser Clara López quien enfrente a Santos y Zuluaga sea Navarro Wolff. Éste alcanzaría el 15,4% de la intención de voto de los consultados, mientras el presidente Santos alcanzaría el 35,5%. Estos números revelan que la tercería no se lograría sin la unión de las fuerzas políticas que están por fuera del enfrentamiento entre el santismo y el uribismo.

Un escenario radicalmente distinto se observa en la muestra que indaga sobre una eventual segunda vuelta en las elecciones a la Presidencia de 2014. En el caso en que el escenario electoral fuera entre Óscar Iván Zuluaga y el presidente Santos, el actual mandatario sería reelegido con el 39,4% de la intención de voto; Zuluaga llegaría a 29,5%, tan sólo 0,1% más que el voto en blanco, que marcó un 29,4%. En este escenario, de una segunda vuelta, la favorabilidad corre por cuenta del presidente Juan Manuel Santos.

Un tercer escenario sobre el que fueron indagados los colombianos se trata de un proceso electoral sin el presidente Juan Manuel Santos aspirando a la reelección y con el exministro Germán Vargas Lleras en la contienda electoral. A la pregunta: ¿Si las elecciones fueran mañana, por quién votaría? El 29% lo haría por Vargas Lleras; el 27,3% votaría en blanco; el 13,6% lo haría por Óscar Iván Zuluaga y el 12,7% elegiría a Antonio Navarro. Un panorama que evidencia que el exministro Vargas tiene una favorabilidad un poco mayor que la del presidente Santos  (27%). Sin embargo, en este escenario el voto en blanco es la segunda casilla más marcada.

En el caso de que se presentara una segunda vuelta entre el exministro Germán Vargas Lleras y Óscar Iván Zuluaga, el santismo ganaría con un poco más de comodidad. En ese caso, Vargas Lleras obtendría un 47,1% de la intención de voto, mientras que el voto en blanco llegaría a 28,1% y Zuluaga llegaría al 22,2%. Este escenario sería claramente más favorable para el proyecto político del presidente Santos, pero sorprende lo que marca el voto en blanco que, tal y como están las cosas, va a ser un fuerte jugador en las encuestas del próximo año.

La gran encuesta de los medios también indagó sobre cómo los colombianos ven el proceso de paz con las Farc, cuáles creen los encuestados que son los principales problemas del país y sobre la favorabilidad de las figuras políticas más influyentes del país. En este último aspecto, el exministro Germán Vargas Lleras figura con 57,2% de imagen favorable y 26,7% desfavorable; el presidente Santos tiene una imagen positiva del 36,9% y negativa del 58,3%; Antonio Navarro marca 35,3% positiva y 41,5% negativa. Quien sale peor librada en este escenario es la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, quien tiene una imagen favorable del 20,2% y una desfavorable del 64,4%.

Entre los presidentes, la imagen más positiva la mantiene Álvaro Uribe, quien figura con 73,2% de imagen positiva y 25,5 negativa. Lo sigue César Gaviria, con 30,5% de favorabilidad y 54,7% de desfavorabilidad; el que menor favorabilidad muestra es Andrés Pastrana, con 21,1% positiva y 72,4% negativa. Un resultado que muestra a las claras que el expresidente Uribe mantiene una imagen muy positiva entre los colombianos. Pero sorprende que esto no sea suficiente para irradiarle favorabilidad al candidato presidencial por el movimiento que él lidera.

A la pregunta sobre el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, los consultados respondieron en un 41,5% que continuarían con la mesa de diálogos durante la contienda electoral, el 33,9% contestó que rompería  con las negociaciones y el 19,1% se inclinó por la opción de hacer una pausa mientras pasa el calendario electoral. Una pregunta que evidencia que la mayoría de los colombianos apoyan el proceso de paz, pero que el escepticismo en cuanto a las negociaciones sigue avanzando y les acorta la distancia a los optimistas.

A la preguntas  de si los colombianos piensan que el país va por bien o por mal camino, el 67% se mostró pesimista, mientras que el 26,4% de los encuestas creen que Colombia va por el camino correcto. Los encuestados también respondieron que el principal problema que deberá ser enfrentado por quien llegue a la Presidencia el próximo año es el tema del empleo; lo sigue el problema de los servicios de salud, la corrupción y la pobreza.

En relación con lo anterior, se pregunta cuál sería la persona mejor capacitada para enfrentar los problemas. En esta pregunta se observa claramente cómo los encuestados ven con mejores ojos al exministro Germán Vargas Lleras que al presidente Santos. Allí, en cada uno de los temas como salud, corrupción, educación, pobreza, violencia, etc, el exministro figura por encima del presidente en imagen positiva.

La gran encuesta de medios de comunicación sobre el panorama electoral evidenció que tal y como están las cosa, existe un altísimo escepticismo de los encuestados respecto a quienes se ven como los candidatos a ocupar la Casa de Nariño. La alta marcación del voto en blanco hace evidente que existe un descontento con la polarización que presentan el santismo y el uribismo que, o bien abre la posibilidad a una tercería, o bien deja un amplio campo para que cualquiera de los actuales candidatos logre captar esa capa de la ciudadanía que no se siente identificada con ninguna de las tesis que hasta ahora están sobre la mesa. Sin embargo, es evidente que, hoy por hoy, si el presidente Juan Manuel Santos decidiera aspirar a la reelección tendría ventaja presidencial.