'Ningún Partido puede escoger Presidente, hay que hacer coalición'

Roberto Gerlein, cabeza de lista al Senado por el Partido Conservador, reconoce que hay una división en su movimiento.

Roberto Gerlein. / Archivo

A un mes de las elecciones para Congreso, el abogado barranquillero Roberto Gerlein, el candidato al Senado con más edad (76 años) y mayor antigüedad en el Congreso, habló con El Espectador sobre las propuestas del partido Conservador y de la posibilidad de hacer una coalición para la Presidencia de la República.


¿Cómo define su partido?

Siempre ha sido una fuerza política de estabilidad, de orden, de progreso tranquilo. Hoy tiene algunas dificultades internas en relación con las políticas a seguir sobre su candidato a la Presidencia de la República.

Unos consideramos que debe adelantarse en coalición con otras colectividades, otros piensan que debe haber un candidato propio del partido. Yo espero que esta situación pueda superarse y el partido de alguna manera llegue unificado a las elecciones presidenciales.


¿Y cuál es su postura frente a la Presidencia?

El Partido debe tratar de adelantar una coalición para enfrentar este tema, lo digo porque los momentos importantes de la vida de Colombia han sido aquellos en que los partidos se han unido y los momentos de dificultades han sido aquellos en que los partidos se han dividido y enfrentado. Además pienso que ningún partido en solitario puede escoger Presidente, ninguno tiene la fuerza electoral para sacarlo. De allí la necesidad de la coalición que permita sacar adelante las políticas del conservatismo en el orden nacional y en el orden presidencial.


¿Qué le faltó hacer a este Congreso?

Falta una mayor conectividad con la opinión pública. Pero, pienso que el Congreso que termina el 19 de julio de este año fue un excelente Congreso, aprobó leyes de gran importancia y me parece que en materia de códigos, los que se aprobaron en la Comisión Primera y luego en plenaria pueden ayudar a cambiar favorablemente los requerimientos de este país en la celeridad de la justicia y en el orden penitenciario.

A mí me parece que el Congreso lo maltratan desde varios ángulos del país, todos los medios se ensañan con él. Pero este Congreso ha hecho cosas buenas y así lo ha dicho el Presidente de la República, que ha aprobado medidas importantes para conseguir o facilitar que se consiga la paz política en Colombia, para que se facilite una justicia pronta y cumplida. Para que en el campo económico el sector agrario reciba un inmenso impulso.
Si se mira detenidamente las leyes que se han aprobado este congreso ha sido el mejor.


Usted ya va a cumplir 40 años en el Congreso, ¿cuáles cree que han sido los grandes logros en estos años?

Reformas constitucionales, las leyes que se aprobaron hace tantos años, sobre la compañera permanente, sobre la igualdad de los hijos matrimoniales y extramatrimoniales, sobre la sustitución pensional y recientemente las leyes sobre restitución de tierras y reparación de víctimas. La elección popular de alcaldes y trabajadores.


Y entonces, ¿cuáles son los tres grandes retos para el próximo?

Hay unos campos en los que el Congreso de la República tiene la obligación de participar con su pronunciamiento, por ejemplo todo lo pertinente al posconflicto en la Habana, la reforma judicial y la reforma territorial, porque en este país todavía no hemos encontrado una organización jurídico – constitucional y legal que permita tener una verdadera descentralización administrativa.


¿Cómo ve al país en un escenario de postconflicto?

Hay que armarse de paciencia y buena voluntad. Porque el posconflicto va a ser la época en la cual los acuerdos de La Habana, si es que se llegan a dar, se van a institucionalizar, se van a convertir en reformas constitucionales y desde luego estas situaciones producen resquemores, antagonismo, opiniones divergentes.

Hay que organizar un nuevo país, porque las reformas que se demanden para que las Farc entreguen las armas, no van a ser fáciles de asimilar por la totalidad de la población colombiana.


¿Cuáles son las propuestas del partido para estas elecciones?

Nosotros debemos proponer una seria de medidas legales, para vigorizar a la familia, para mejorar la situación de la mujer colombiana, para darle a la niñez mayores oportunidades educativas y de seguridad familiar.

Pienso que el partido Conservador debe proponer una serie de medidas que vigoricen la situación del sector agropecuario, para mejorar la suerte del gremio cafetero y debemos proponer medidas para que de alguna forma el país deje de desindustrializarse y puede producir bienes transables que le permita una mayor presencia en el sector internacional.
Hay una situación difícil en La Haya por los fallos de la Corte Internacional de Justicia. El partido Conservador debe respaldar al Presidente de la República en lo concerniente a esta relación con Nicaragua.


¿Por qué quiere seguir en el Senado?

Creo que puedo aportar con mi experiencia algunas ideas, puedo participar con entusiasmo en los debates que se adelanten en las comisiones o en la plenaria. Porque con mi presencia en la política ayudo a consolidar el Partido y sobre todo porque puedo trabajar en favor del despegue socioeconómico en la región caribe, que está olvidada por los andinos que manejan este país.


Precisamente ese es su caudal político, ¿cuáles son sus propuestas para la costa?

Tenemos dos. La primera es el desarrollo de concepto de regiones, que está en la Constitución Nacional pero que no se ha dado ni un solo paso hacia delante hacia su vigencia. Se ha colocado en el tema de ordenamiento territorial pero aparte no se ha hecho nada más. Para que se dé una mayor autonomía financiera e institucional para la región, en un país de regiones y aún lo manejamos como si fuera una región única, pero tenemos la pacífica, el eje cafetero, la amazonia, la Orinoquia, el centro occidente del país, la costa caribe nosotros tenemos que desarrollar la región para tener autonomía para que no dependa tanto de Bogotá.
La segunda es rediseñar el tema de las regalías, que no se ha tratado en el tema de financias públicas.


Sus declaraciones sobre parejas homosexuales fueron uno de los temas más polémicos de esta legislatura, ¿mantiene su postura en esta candidatura? ¿No cree que eso se lo cobren en las urnas?

Nunca he maltratado a las personas de las parejas de un mismo género, lo que he contradicho porque lo considero inconveniente en todos los órdenes de la vida es el matrimonio entre personas del mismo género. Pero no la condición de homosexual de una persona.