"Ninguno de mis familiares ha tenido el más mínimo cuestionamiento": Santos

Durante la posesión del nuevo procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, el presidente Juan Manuel Santos insistió en que su gobierno se ha caracterizado por la lucha contra al corrupción y por eso ninguno de sus altos funcionarios ha sido condenado o acusado por actos de este tipo.

El presidente Juan Manuel Santos con el nuevo procurador, Fernando Carrillo.SIG- Presidencia

Haciendo una férrea defensa de las labores que su gobierno ha adelantado en la lucha contra la corrupción e insistiendo en la necesidad de que Fiscalía, Contraloría y Procuraduría trabajen de la mano en ese propósito, el presidente Juan Manuel Santos  posesionó este lunes en la Casa de Nariño al nuevo procurador general  de la Nación, Fernando Carrillo.

"Hoy, doctor Carrillo -junto con el Fiscal, con el Contralor, con los jueces y magistrados, y con el Gobierno- debemos ponernos al frente de una nueva e indispensable cruzada: la lucha contra la corrupción. Tenemos los astros alineados y aprovecho para pedirles a las autoridades administrativas de la rama judicial que nos ayuden con un grupo selecto de jueces especializados que garanticen una justicia más pronta, más eficaz, y más severa contra los corruptos", manifestó Santos haciendo una invitación a los partidos políticos, empresarios, academia y sociedad civil para que se sumen a la causa.

El jefe de Estado explicó, además que la reforma al sistema electoral está orientada, en cierta medida, a combatir el fenómeno de la corrupción, y por tanto el gobierno le dará todo el respaldo a la misión que se conformó para hacer las recomendaciones pertinentes y cuyos resultados serán tramitados por la vía del fast-track.  "Mañana mismo, cuando la instale, pediré a esa misión que dé prioridad y haga las propuestas necesarias que nos permitan combatir la financiación ilegal de las campañas que vulnera nuestro sistema democrático y es una fuente permanente de corrupción.

El mandatario colombiano también hizo referencia a las dudas y cuestionamientos que existen en temas como sobrecostos en Reficar y Bioenergy, la venta de Isagén, la adjudicación del Canal Uno, el hacker contratado por la campaña de Óscar Iván Zuluaga y los sobornos del escándalo de Odebrecht. "Les pido, señor fiscal Néstor Humberto Martínez; señor procurador Fernando Carrillo, y señor contralor Edgardo Maya, que se resuelvan estos casos a la mayor brevedad posible, y que no se tenga contemplación alguna con ninguno de los responsables", manifestó Santos.

Al hablar sobre el caso puntual del hacker, el presidente dijo que es hora de que la Fiscalía aclare "el sartal de acusaciones, mentiras y especulaciones que se han difundido últimamente, en una aplicación del viejo refrán “los pájaros disparándole –en este caso con mentiras– a las escopetas”, algo que se ha vuelto constante en el proceder de la oposición". Además, recordó que por este caso ya hay seis personas condenadas por la justicia y en la cárcel, y que aunque a Óscar Iván Zuluaga se le archivó el proceso porque no era el representante legal de su campaña y porque no denunciar el delito de espionaje no se considera delito en Colombia "la misma Fiscalía, con el apoyo del FBI, certificó la autentidad del video que reveló el escándalo, y es obvio que hay responsables que deben ser determinados y sancionados".
Respecto a las investigaciones por el escándalo de Odebrecht, Santos resaltó el tiempo récord en el que han avanzado las investigaciones en la Fiscalía y aprovechó para resaltar que aunque hasta el momento ningún funcionario de su gobierno ha sido señalado en el caso, de suceder le caerá todo el peso de la ley. "Es más: voy a proponer que –por ley– para los corruptos no haya casa por cárcel ni beneficios por allanarse a los cargos. ¡Que sepan los corruptos que pagarán caro su desprecio a la sociedad y su falta de honestidad!".

Durante su discurso el jefe de Estado insistió en que durante sus más de seis años de gobierno ningún familiar suyo ha hecho negocios con el Gobierno o ha estado envuelto en algún tipo de tráfico de influencias. "Ninguno de mis hijos o hermanos, ni mi señora ni mis cuñados, ninguno ha tenido el más mínimo cuestionamiento. ¡Y qué bueno poder decir también que –hasta ahora, y espero que así sea hasta el final de mi segundo mandato– ninguno de mis altos funcionarios ha sido condenado o seriamente acusado de algún acto de corrupción!. No tengo –y espero no tener jamás– a ninguno de mis más cercanos colaboradores en la cárcel por corruptos", puntualizó.

Finalmente Santos felicitó al procurador Carrillo por su nuevo cargo señalando que sin duda la institución queda en buenas manos:  "Lo convoco desde ya –junto con los demás miembros de la Comisión Nacional de Moralización– a su primera reunión del año, el próximo lunes, es decir, en una semana. También la próxima semana instalaremos la nueva Comisión Ciudadana de Lucha contra la Corrupción. Y lo invito, Procurador, con toda decisión, a lo que invito hoy a todos los funcionarios y a todos los colombianos: ¡Hagamos de este 2017 un año de guerra frontal contra la corrupción!".