“No dejemos que el odio lo siembren en Colombia”: el mensaje de Duque ante el paro del 21

El primer mandatario hizo un llamado a resolver las diferencias a través del diálogo y recalcó que en Colombia debe acabarse esa idea de que el que gana las elecciones es enemigo del que las pierde.

El presidente Iván Duque en el taller Construyendo país en Barichara, Santander. Presidencia

No son días fáciles para el presidente Iván Duque. Su ministro de Defensa, Guillermo Botero, acaba de renunciar después de que en un debate de moción de censura en el Congreso se revelara que en un bombardeo de la Fuerza Pública a un campamento guerrillero en Caquetá murieron siete menores de edad, información que habría sido ocultada. En la más reciente encuesta Gallup, la desaprobación de su gestión llega al 69% -la más alta desde que inició su mandato- y el 70% de los colombianos cree que el país va por mal camino. Una inconformidad que tendrá su máxima expresión en el paro nacional convocado para el próximo 21 de noviembre por centrales obreras y organizaciones sociales, estudiantiles y de oposición política.

Según los organizadores de la protesta, esta se da en contra de  la reforma laboral que se planea implementar, en torno a la cual algunos gremios han propuesto reducción del salario para los jóvenes; contra le anunciada reforma pensional, que según los sindicatos apunta a quitar derechos y privatizar Colpensiones; contra las privatizaciones de algunas entidades estatales; contra la corrupción, el aumento de las tarifas de energía, y la rebaja de impuestos a las grandes empresas y multinacionales para imponer más tributos a la clase media. También por un salario mínimo digno; por el cumplimiento de los acuerdos firmados con los profesores, los trabajadores estatales, los estudiantes, los indígenas y el agro; y por la defensa misma de la protesta social.  

Lea: La réplica de Duque al paro nacional del 21 de noviembre

Razones que, según dijo el presidente Duque este sábado en el Taller Construyendo País realizado en Barichara (Santander), no son más que un llamado a “incendiar la sociedad y a que haya pugnacidad entre los colombianos”, advirtiendo incluso que se está promoviendo que ello sea “a través de la violencia”. Y remató: “Tenemos que pararnos firmes como sociedad, ponernos la mano en el corazón y reconocer que no es a través de la violencia, que no es a través de las agresiones, como logramos las transformaciones sociales”. Las palabras del jefe de Estado se encuadran como respuesta a los videos que se vienen difundiendo a través de las redes sociales, en las que personas encapuchadas anuncian que el día del paro se adelantarán bloqueos de vías, ataques al transporte público y otras acciones.

Sin embargo, los mismos organizadores de la movilización aseguran que se trata de una campaña sucia de sectores afines al gobierno, que buscan que la ciudadanía se ponga en contra del paro. En su intervención, Duque aseguró: “Algunos quieren decirle a Colombia que es a través de la violencia como vamos a manifestar la urgencia de tener más acciones (…) son muchas las necesidades acumuladas a través del tiempo y es nuestra necesidad salir a atenderlas, pero el hecho de que haya necesidades no justifica que algunos quieran llamar a la violencia o llamar a la protesta violenta. La protesta pacífica es un derecho constitucional, no se puede tratar de promover un incendio de la sociedad utilizando falacias”.

De hecho, el primer mandatario aseguró que en los 15 meses que lleva en el poder, su gobierno ha puesto a la equidad y la justicia social como principal bandera de su administración, y cifras en mano, enunció los avances logrados en materia de educación, salud, vivienda, agua potable, apoyo a los productores del campo y energía para los más vulnerables, entre otras acciones. “Este es un gobierno que cree en lo social y será reconocido como el que ha destinado más recursos a la educación en nuestro país, más recursos a la salud en nuestro país (…) reflexionemos, por un instante, como país, y démonos cuenta de que es unidos, pensando en más Colombia, como nosotros podemos resolver las diferencias”.

Y sin hablar con nombres propios, dedicó una parte de su discurso a quienes perdieron la elección presidencial en 2018, en donde caben desde Gustavo Petro y su Colombia Humana hasta todas las fuerzas políticas que hoy ejercen una acérima oposición desde el Congreso. “Dejemos esa idea de que el que gana las elecciones es el enemigo de los que perdieron las elecciones, y entonces los que perdieron tienen que salir a trabarle todas las iniciativas al otro. No más. Esa no es la Colombia que queremos, esa no es la Colombia por la lo que queremos trabajar. ¿Cuál es el sentido de seguir alimentando esos sentimientos? No más.  Pensemos, por un instante, que sí, que sí hay muchas legítimas preocupaciones de la sociedad, pero tenemos que resolverlas es con las propuestas en el diálogo fraterno, en la discusión en el Congreso, en la discusión presupuestal, que nosotros lo podemos hacer en estos ejercicios correctivos en los territorios”, agregó.

Duque también hizo referencia a las movilizaciones que se han presentado en otros países de la región, como Chile y Ecuador, que en criterio de algunos analistas pueden replicarse en Colombia, atizadas por esa oposición. Para él, las diferencias políticas deben zanjarse en democracia y con los instrumentos colectivos e institucionales de los que dispone la Constitución. “Yo quiero hacer ese llamado: algunos dicen en las redes que hagamos lo mismo que pasó en otros lugares de América Latina e incendiemos aquí y allá. Se pregunta uno: qué gran torpeza, porque, ¿cómo se promueve el empleo, quemando los lugares de trabajo? ¿Cómo se defiende la movilidad, incendiando los sistemas de transporte que benefician a los más vulnerables de la sociedad? Esa no es la Colombia que nosotros hemos construido. Sí, tenemos una Colombia donde hay diferencias políticas, pero las hemos podido zanjar en democracia y en los instrumentos que tenemos, colectivos”.

Para terminar con un mensaje directo de cara al paro nacional del 21: “No dejemos que el odio lo siembren en Colombia; no dejemos que hagan llamados a la violencia, al vandalismo, al pillaje. Entendamos, sí, el clamor de quienes quieren plantear sus ideas en democracia, porque eso es legítimo. Pero tengamos claro que la institucionalidad, como un todo, tiene que unirse para invitar a los colombianos a que esa (la violencia) no sea la forma en la que nos expresamos. Colombia no es así, no ha sido así y no debe ser jamás así”.

890510

2019-11-10T15:37:42-05:00

article

2019-11-10T15:51:52-05:00

hgarcia_91

none

Redacción Politíca

Política

“No dejemos que el odio lo siembren en Colombia”: el mensaje de Duque ante el paro del 21

93

6647

6740