No es delito reunirse con las Farc sin permiso: Roy Barreras

El senador, quien se reunió con la guerrilla con aval del Gobierno, dijo que los encuentros con las Farc sin autorización presidencial resultan ser "altamente inconvenientes".

El expresidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, se refirió sobre la polémica desatada a propósito de los encuentros de algunas personas con las Farc sin el aval del Gobierno.

Barreras, quién se reunió con la guerrilla con autorización del presidente Juan Manuel Santos, dijo que no es un delito encontrarse con las Farc en Cuba.

"Yo no creo que se trate de delitos porque evidentemente no los hay ya que la gente puede viajar a donde quiera", señaló.

Sin embargo, Barreras consideró que esas reuniones resultan "altamente inconvenientes" porque el proceso de paz lo maneja de manera exclusiva el Gobierno.

"Solamente pueden reunirse con las Farc quienes tengan autorización escrita y directa del alto comisionado por decisión del presidente Santos", insistió.

A juicio del senador, lo único que logran quienes se reúnen con la guerrilla sin el aval del Jefe de Estado es "introducirle ruido a los diálogos y eso no sirve para nada".

El jueves el Fiscal General, Eduardo Montealegre reiteró los funcionarios públicos que viajen a La Habana, Cuba, sin autorización del presidente de la República no están incurriendo en ninguna falta penal o disciplinaria.

"Sería un despropósito pensar que acudir a La Habana sin permiso se convierta en un delito, y menos que tenga que ver con una falta disciplinaria" aseguró el jefe del ente investigador.

Explicó que las órdenes de captura a los miembros de las Farc, que hacen parte de la mesa negociadora, “están suspendidas".

“No es un delito acudir a la Habana sin permiso del presidente de la República, tampoco que un funcionario acuda a La Habana a tener conversaciones sobre temas de paz, con la guerrilla de las Farc o con el ELN en el lugar donde estén porque las conductas delictuosas están específicamente señaladas en el código penal, y hay una prohibición pero no es una prohibición que conduzca a conductas penales", precisó.