“No es momento de hablar de campañas presidenciales”: Dilian Francisca Toro

Noticias destacadas de Política

La exgobernadora del Valle habla de la crisis de su partido, el de la U, tras las renuncias de los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti. Advierte que la gente no está pensando en minucias del poder, sino en resolver las dificultades generadas por la pandemia.

Hace algunos días, con la tormenta que produjo el anuncio de los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti de renunciar a su partido, el de la U, salió al baile el nombre de Dilian Francisca Toro, la exsenadora y exgobernadora del Valle del Cauca, sin duda, una de las fichas con más poder dentro de la colectividad. Se dijo que, con el apoyo del gobierno de Iván Duque, su intención era asumir la dirección del partido para trabajar en una alianza con el uribismo y otros sectores afines, de cara a la elección presidencial de 2022, con la posibilidad de realizar una consulta para escoger a un candidato único. ¿Qué tan cierta es esa versión?

¿Qué ha estado haciendo tras su salida de la Gobernación?

Trabajando como siempre por la gente, con las comunidades. En estos tiempos de pandemia, con un grupo de voluntarios médicos, hemos estado apoyando las decisiones científicas, asesorando municipios y a la misma Gobernación del Valle para poder lograr pasar mejor esta situación. He participado en foros, hablando de las problemáticas del país, escuchando a la gente para saber qué piensa, porque esta pandemia nos reveló mucho más los problemas sociales que tenemos.

Pero nunca alejada de la política...

Cuando uno habla de que tiene vocación de servicio, de que le gusta trabajar con la comunidad, plantea propuestas y está viendo las realidades del país, lógicamente estamos hablando de política. Eso es lo que a uno le gusta y todos los días estamos en eso.

¿Por eso es que aspira a presidir el Partido de la U?

Más que aspirar a ser presidenta del partido, lo que tenemos que hacer es buscar la unidad. Lo dije en un Twitter, este es un partido de diferentes tendencias e ideologías, y lo que no hemos aprendido es a escucharnos. Esa es la única manera de ponernos de acuerdo. Le pongo un ejemplo: si yo como madre y mujer tengo un hijo enfermo, por más peleas que tenga con mi esposo, lo que necesito es sanar a mi hijo. Eso es algo que tenemos que hacer y si hay diferencias en el partido o en el país, lo que tenemos que hacer es ver cuál es la enfermedad que nos está aquejando y construir soluciones que de verdad le lleguen a lo que las personas están reclamando. Tenemos que unir al partido alrededor de la fundamental, de lo que la gente está reclamando. Apostarle a construir una agenda que responda a esas necesidades, muchas de las cuales se revelaron en esta pandemia. Una agenda de recuperación económica, de generación de empleo, de políticas para disminuir las desigualdades, la pobreza y apoyar al campo. Eso es lo que nos debe unir y es lo que realmente nos lleva a la paz. Si entre las diferentes tendencias en el partido logramos ponernos de acuerdo en esos propósitos comunes, podremos estar unidos.

Se la cambio entonces, ¿le gustaría liderar la búsqueda de esa unidad como presidenta del partido?

Soy fundadora del partido, junto con Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, y uno a lo que aspira es a que la institucionalidad se mantenga. Creo en eso y me parece que tenemos que trabajar para salvar esa institucionalidad, en este caso, el partido. ¿Cómo? Generando otras dinámicas, como ya lo dije, con una agenda propositiva, de unión alrededor de lo que la gente está pidiendo. Si se hace eso, se puede lograr que la comunidad responda diferente al partido y de esa manera se puede fortalecer. Y si puedo ayudar a construir esa unidad, estoy dispuesta a hacerlo. Como le digo, más que aspirar a presidir a la U, mi llamado es a la unidad.

En su renuncia al partido, Roy Barreras y Armando Benedetti dijeron que la U está reventada...

Ellos piensan distinto, ¿por qué no podemos concertar ponernos de acuerdo? Los mismos propósitos que tienen Roy y Armando los tengo yo y los demás miembros del partido, que son luchar por el bienestar de los colombianos. Por eso tenemos que tratar de canalizar esas ideas y esas divergencias hacia lo fundamental, a lo que la gente está esperando. En estos momentos a la gente no le importa si el partido está dividido, si algunos están molestos. Lo que quiere es saber cómo los políticos los vamos a ayudar para superar sus dificultades. Es más, esas agendas políticas lo que hacen es agredir a las personas, porque le están hablando de esas minucias del poder, cuando lo que están pidiendo es otra cosa. Hay que ponerse de acuerdo en medio de las diferencias.

Tengo la impresión de que habla como candidata, ¿va a aspirar a la Presidencia en 2022?

Nos estamos anticipando mucho. No es el momento de hablar de campañas y cada día trae su afán. El país tiene hoy muchos males, estamos en medio de una crisis y tenemos que dejar las polarizaciones y las peleas para pensar en lo fundamental. Pregúntele a los jóvenes, a las mujeres, a los campesinos, a los microempresarios, a los líderes sociales lo que están pensando. Tenemos es que trabajar por la gente y eso es lo que nos debe unir.

Lea también: “Los divorcios no son agradables pero son inevitables”: Roy Barreras a su salida de la U

Pero no me puede negar que le suena ser candidata...

Soy una dirigente de provincia y creo que el país se construye desde acá. El desarrollo se hace consultando a la gente, escuchando sus necesidades y no solo desde la visión centralista en Bogotá, que es lo que siempre ha perdurado. Es en lo que siempre he insistido, con los gobernadores sacamos la Ley de Regiones, trabajamos por la descentralización real, por la autonomía y el objetivo es ejercer un liderazgo desde nuestras regiones y poder aportar en esa construcción y esa visión de país.

¿Usted hoy se siente más cercana a Santos o a Uribe?

Esto no es de más cercana o más lejana del uno o del otro. Cada quien le aportó al país cosas importantes y eso es lo que tenemos que rescatar: lo bueno que se ha hecho para seguirlo implementando y, dado el caso, seguirlo mejorando. Eso es lo que hay que hacer antes que ponerse a pensar si uno es malo y el otro es bueno.

¿Qué piensa de la postura de Roy Barreras de revocar el mandato del presidente Iván Duque?

Estamos en un momento difícil y es lo que estoy diciendo: a la gente no le interesa meterse en revocatorias, lo que le interesa es que se creen políticas públicas que les solucionen sus problemas. A los microempresarios no les han dado soluciones y muchos se han quebrado. Lo que necesitamos es trabajar en la unidad y no me refiero solo al Partido de la U sino de la unidad de los colombianos.

Dicen que usted aspira a presidir la U, con el apoyo del gobierno Duque, para ir a una consulta en 2022 con el uribismo y otros sectores afines…

Es un chisme. No he hablado con el presidente Duque ni con ningún miembro de su gobierno. Algunas personas del partido me han dicho que quieren que ayude a sacarlo adelante, pero nunca hemos hablado ni de consultas, ni con quién, ni nada. Este no es el momento, nos estamos anticipando mucho, es muy apresurado hablar de campañas presidenciales.

¿Es un paso en falso del uribismo poner como agenda, por ejemplo, derogar la JEP?

Le repito: la gente no está en ese propósito de revocatorias y peleas políticas. Está reclamando otras cosas y tenemos que escucharla.

¿El gran rival a derrotar en 2022 será Gustavo Petro?

Hay muy buenos candidatos que ya han salido, Petro es uno de ellos, pero hay otros que están en la palestra y cada cual tendrá la oportunidad de presentar sus propuestas y si la conexión con los ciudadanos se da, puede llegar. Esperemos a ver que pasa.

¿Estaría dispuesta a ser fórmula vicepresidencial de alguien?

Si estoy pensando en que estamos anticipándonos demasiado a la campaña presidencial, imagínese pues con lo de la Vicepresidencia. No es el momento de hablar de ese tema.

Comparte en redes: