16 May 2021 - 7:50 p. m.

“No es posible una negociación sin el cese de la violencia”: Comité del Paro a Gobierno

El Comité atendió el llamado del Ejecutivo y, previo a su encuentro, aseguró que el “único punto” que tratarán en la jornada de este domingo será el de las garantías para ponerle un alto a la violencia “estatal y paraestatal”.

Previo al espacio de negociación que sostienen desde las 2:00 de la tarde con el Gobierno Nacional, este domingo se conoció un pronunciamiento del Comité Nacional del Paro, en el que aseguran que acordaron reunirse con el Ejecutivo para “tratar un único punto”: las garantías y prerrequisitos para que permitan detener la violencia estatal y paraestatal contra quienes están protestando.

Lea también: Una nueva agenda nacional: análisis del excomisionado para la Paz sobre el paro

Según el Comité, solo hasta que sea acordado y verificado el cumplimiento de ese punto, darán inicio a las diferentes negociaciones. “La magnitud y gravedad de la violencia física, sexual y afectiva desatada contra quienes protestamos exige que ninguna persona más pierda la vida, su integridad física o su libertad personal en medio de las protestas, no es posible una negociación sin el cese de la violencia”, advirtieron.

El Comité, que recordó que bajo su sombrilla tienen asiento 26 sectores sociales del nivel nacional, 29 comités departamentales, y más de 300 comités municipales, manifestó que no es su pretensión asumir la vocería de toda la ciudadanía que se encuentra movilizada desde el pasado 28 de abril.

Por ello, señalaron que acuden a la mesa de negociación para alcanzar compromisos con el Gobierno Nacional, “ciertos y verificables”, para el cese de la violencia y el ejercicio libre de la protesta. A partir de allí, argumentan, el objetivo es abrir varios procesos de negociación que permitan resolver los reclamos que están expresando en las calles.

También le puede interesar: Este domingo empieza la negociación entre Gobierno y Comité del Paro

“Esos procesos de negociación pensamos que deben adelantarse con el Comité Nacional de Paro, con los sectores sociales movilizados, con los procesos regionales y locales en paro, y con la juventud y las diversas ciudadanías que están en las calles protestando. Aspiramos a que el Gobierno entienda la complejidad y se comprometa de manera seria y vinculante, a detener la violencia y a abrir los diversos procesos de negociación”, explicaron.

Por otro lado, el Comité del Paro destacó que la ciudadanía mantiene las movilizaciones pacíficas por todo el país y reclamó “la brutal violencia policial desatada”, advirtiendo que se ha causado la muerte de al menos 50 personas, 578 han resultado heridas (37 con lesiones oculares), la detención arbitraria de 1.430, la presunta desaparición de otras 524, y hechos de violencia sexual contra 21 mujeres.

“Esta violencia no se ha detenido, así lo muestra el demencial ataque del ESMAD contra los jóvenes en Popayán, y muy especialmente la detención arbitraria y los abusos sexuales cometidos por la Policía contra la joven Alison Méndez, lo que provocó posteriormente su suicidio. Este patrón de violencia policial contra las mujeres merece todo el repudio de la sociedad, así como la imputación de responsabilidad para los comandantes de Policía”, señalaron.

Lea también: “La firmeza de la Constitución y la ley no está para ser negociada”: Duque

Además de insistir en su llamado a otra jornada de movilización el próximo miércoles 19 de mayo, el Comité reivindicó que el paro continua y que acordarán corredores humanitarios que permitan el paso de la misión médica, de insumos médicos, alimentos esenciales y combustibles.

“Convocamos a continuar la constitución y fortalecimiento de los comités de paro en todos los municipios y localidades movilizadas, a realizar asambleas populares, a llevar a cabo una gran caravana de solidaridad con las y los jóvenes y los sectores sociales movilizados en Cali, y con las mingas Indígenas en todo el país”, precisaron.

Por último, el Comité del Paro agradeció a la comunidad internacional que ha expresado su preocupación por la violencia policial, la falta de garantías para la protesta y aquellos que abogan por una solución negociada. Adicionalmente, expresaron su gratitud por el apoyo y el acompañamiento de la Conferencia Episcopal, con monseñor Héctor Fabio Henao; del jefe de la Misión de Verificación de la ONU, Carlos Ruiz Massieu, y de la jefa en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Julieth de Rivero.

Por su parte, Nancy Patricia Gutiérrez, consejera Presidencial para los Derechos Humanos y una de las delegadas para el encuentro, manifestó que el Gobierno reitera su disposición al diálogo y reconoce la interlocución de organizaciones sociales y sindicales. Para la funcionaria, el respeto es fundamental “para que cese la violencia en Colombia”.

Comparte: