“No es fácil hacer la paz, pero hay que persistir”

El exsecretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, anunció que irá a Cuba a encontrarse con las delegaciones en la mesa de diálogos.

El presidente Santos y el exsecretario de la ONU, Kofi Annan, ayer en la Casa de Nariño. / EFE

El proceso de paz que adelantan el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Farc en La Habana (Cuba) recibió un nuevo espaldarazo con el anuncio del exsecretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, de que irá a Cuba a encontrarse con las delegaciones en la mesa de diálogos, “para ver uno qué puede hacer para ayudar en el proceso”, según dijo. El anuncio fue hecho por el diplomático ghanés tras una reunión con el primer mandatario en la Casa de Nariño, en la que lo felicitó por su perseverancia y persistencia en la búsqueda de la paz.

“No es fácil hacer la paz, pero uno debe persistir en el esfuerzo”, manifestó Annan, quien además aseguró que la búsqueda de la paz en Colombia cuenta “con el apoyo del mundo entero”, aunque también reconoció que “todavía hay trabajo por hacer y espero que sea hecho exitosamente”. Palabras de respaldo a las negociaciones con la guerrilla que se suman a la reciente decisión del gobierno de Estados Unidos de nombrar un delegado especial para acompañar el proceso

“Para nosotros es muy importante recibir el apoyo de una persona como el señor Kofi Annan, que siempre ha estado a favor de la causa de la paz en el mundo. De Kofi Annan tenemos mucho por aprender: su tesón y su constancia en la búsqueda de las metas que se ha propuesto nos alientan y nos estimulan a perseverar en la búsqueda de la paz aquí en Colombia”, expresó el jefe de Estado, en una breve declaración pública tras su encuentro con el nobel de Paz 2001.

En su pronunciamiento, Santos calificó a Annan como la persona que mejor combina en el mundo el equilibrio que debe existir entre la búsqueda de la paz y la necesidad de la justicia, como un derecho de las víctimas. “Por eso le hemos pedido que, en la medida de lo posible, acompañe este proceso, que sea un amigo del proceso. Y coincidimos con él en la necesidad de poner a las víctimas en el centro del proceso, para garantizar en la mayor medida sus derechos, comenzando por supuesto por el derecho a la verdad”, señaló.

Y es que precisamente uno de los temas abordados en la reunión Santos-Annan fue el de las obligaciones que debe asumir el país a nivel internacional en materia de justicia, a la hora de un eventual acuerdo Gobierno-Farc. Como lo indicó el primer mandatario, el proceso de paz de Colombia es un proceso sui géneris pues, por ejemplo, nunca antes se había tenido en cuenta el aporte de tantas víctimas. “Por eso requerimos el apoyo y la comprensión de la comunidad internacional con el fin de lograr la paz y al mismo tiempo un máximo de justicia, y siempre teniendo los derechos de las víctimas como parte de la solución”, enfatizó.

Annan participará mañana en un foro sobre comisiones de la verdad, organizado por su propia fundación, en alianza con el Centro Internacional para la Justicia Transicional.