Las cuentas de Gobierno y oposición en la Cámara

No hay ambiente en el Congreso para moción de censura contra Botero

La directriz que había dado a las tropas el comandante del Ejército para aumentar resultados operacionales provocó revuelo, pero no es suficiente según gran parte de la Cámara para tumbar al ministro de Defensa.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, se ha reunido en los últimos días con congresistas de las bancadas de Gobierno e independientes. / AFPEFE

A pesar del revuelo que causó la denuncia de The New York Times sobre una directriz estratégica del Ejército que podría incentivar de nuevo las ejecuciones extrajudiciales, la moción de censura que propone la oposición contra el ministro de Defensa, Guillermo Botero, no tiene ambiente para prosperar en la Cámara de Representantes. Sin embargo, los congresistas de la Alianza Verde Inti Asprilla, Mauricio Toro y Katerine Miranda, promotores de la iniciativa, están decididos a continuar con su propuesta.

Mañana, los tres presentarán a la presidencia de la corporación una nueva solicitud para adelantar el debate de moción de censura. Debe aclararse que esta ya había sido radicada la semana pasada, pero fue retirada a los pocos días, advirtiendo que había nuevos elementos que serían cruciales para su solicitud.

Sin mencionarlo, se referían a la denuncia del diario estadounidense, que expuso la presión a la que los mandos castrenses estaban sometiendo a la tropa para conseguir resultados operativos, con lo cual se podría abrir un camino para la ocurrencia de un nuevo capítulo de los mal llamados falsos positivos. La moción de censura coincidió con el novelón del caso de Jesús Santrich, lo que le ha robado el protagonismo a la propuesta, que aún no encuentra el músculo político que la lleve a buen puerto.

“No voy a apoyar eso. Les he dicho a los promotores que uno apuesta para ganar y que eso no tiene ninguna posibilidad”, señaló un importante representante del liberalismo. De hecho, en las toldas rojas, un sector promueve con entusiasmo la consecución de las firmas de respaldo a la moción, pero es consciente de que, en el mejor de los casos, de los 35 representantes liberales, entre 12 y 18 la apoyarían.

En el Partido de la U no son muy distintas las circunstancias. Un grupo quiere sumarse a la moción y otro considera que no existen mayores posibilidades de éxito, por lo que no están dispuestos a “darse la pela”, como se dice coloquialmente. Para asegurarse de que los que apoyan la figura no ganen terreno, el ministro Botero citó a la bancada de esta colectividad a un almuerzo en el que explicó que la directriz expuesta por el New York Times ya fue retirada y que toda la información sobre posibles crímenes cometidos por miembros de la Fuerza Pública ya estaba en manos de la Fiscalía General de la Nación.

Aun así, para el representante John Jairo Cárdenas existen aún suficientes motivos para promover la moción de censura. “Creo que es hora de que el presidente Duque entienda que el ministro de Defensa le está haciendo mucho daño, que lo que hace es ponerlo en una situación de aprieto permanente. Es hora de que las Fuerzas Armadas entiendan que el señor Botero no está haciendo un ejercicio que esté a su altura. La renuncia de Botero es un imperativo, no solo por las últimas informaciones del Times, que demuestran que en las barbas de este señor están ocurriendo cosas muy graves, sino que después hace un trino como el que conocimos y que luego tuvo que retirar”, expresó el legislador.

Por los lados de Cambio Radical, el asunto alrededor de la moción está frío y no tiene mucha fuerza. Representantes de esa colectividad señalaron que la semana pasada se había hecho una votación virtual en la que los representantes tomaron la decisión en bancada de no apoyar la iniciativa de la oposición por considerar que no había pruebas suficientes, y se definió no “hacerle el juego a la oposición”.

Respecto a las denuncias del medio estadounidense, consideraron que, si bien son alarmantes, no son una evidencia poderosa para tumbar a un ministro. Algunos sostienen además que, aunque Botero ha tenido salidas en falso en temas como los líderes sociales o la protesta social, hay resultados en cuanto al combate contra grupos armados en el país.

La posición, sin embargo, considera que las directrices que se habían impartido dentro de las Fuerzas Armadas sí son un factor grave que refuerza su tesis de que el ministro Botero debe salir del cargo. Por eso los diálogos con otros sectores son insistentes en lograr el apoyo necesario cuando se surta el debate. “El hecho de que retiraran esas directrices es un reconocimiento de que ese tipo de política podía afectar a la sociedad civil. Si el New York Times no lo saca, estuviésemos viviendo una situación de falsos positivos 2.0. Fueron conscientes y hay ahí una responsabilidad política detrás”, expresó el representante David Racero, de la Lista de la Decencia.

El congresista acepta que aún no hay consenso al respecto en la U, Cambio Radical y el liberalismo, pero cree que hay una posibilidad real de sacar adelante la moción de censura y que son muchos más los congresistas que están dispuestos a firmar la proposición, luego de los hechos conocidos el fin de semana. “Nos interesa que Botero salga porque no es competente para ocupar ese cargo”, agregó.

Así las cosas, es claro que ni el Centro Democrático, que tiene 32 representantes, ni el Partido Conservador, que cuenta con 21, van a apoyar la moción de censura. Si a este bloque se suman los 30 votos de Cambio Radical en la Cámara, y los sectores de la U y el liberalismo que se niegan a actuar como oposición, es claro que la mayoría está con el Gobierno en esta ocasión, con lo que sería la segunda moción de censura contra un funcionario del gobierno Duque en fracasar en el Congreso de la República. La primera que se intentó tramitar y no tuvo éxito fue contra el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

861924

2019-05-22T06:00:00-05:00

article

2019-05-22T12:17:54-05:00

[email protected]

none

* Redacción Política

Política

No hay ambiente en el Congreso para moción de censura contra Botero

68

5772

5840