“No he recibido dineros para organizar la marcha por la vida”: Mockus

El exalcalde de Bogotá se refirió a los señalamientos que indican que la marcha que promueve para el 8 de marzo fue financiada por el Gobierno Nacional.

Antanas Mockus, presidente de Corpovisionarios. /Archivo

A raíz de la revelación de un contrato por $450 millones entre el Gobierno y la Corporación Visionarios –liderada por Antanas Mockus– para supuestamente impulsar una manifestación a favor del proceso de paz, el exalcalde de Bogotá (quien promueve una marcha para el próximo 8 de marzo) defendió su movilización y negó cualquier financiamiento por parte del Gobierno.

A través de un comunicado de prensa, Mockus sostuvo que su movilización no tiene ningún tipo de financiación del Gobierno y que no ha recibido dineros para organizarla, precisando que la marcha se está realizando a través de voluntarios y personas que han querido sumarse para apoyar la iniciativa.

Mi apuesta por la vida no es un capricho o algo coyuntural. Durante mi trayectoria académica, política y ahora como ciudadano le he dedicado mis mejores energías para que ese sueño se convierta en realidad, porque espero que algún día en Colombia todos tengamos absolutamente claro que la vida es sagrada y actuemos conforme a ello”, indicó el exalcalde de Bogotá.

Entre los objetivos del contrato –suscrito entre Corpovisionarios y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz– se cuenta "invitar a una movilización ciudadana que promueva el respaldo social ante las conversaciones que adelanta el Gobierno y las Farc en La Habana y así mismo, fortalecer la creencia y disposición de la ciudadanía ante la afirmación de la paz es una construcción colectiva que corresponde a todos".

Lo anterior, ha generado suspicacias respecto a la marcha que impulsa Mockus para el próximo 8 de marzo, la cual –según algunos sectores del conservatismo y el uribismo– sería financiada por el Gobierno. En ese sentido, el exalcalde dio a entender que la firma de un acuerdo de paz no será suficiente para ‘silenciar otras armas’.

“Aunque estoy esperanzado con el proceso de paz, creo que la firma de un posible acuerdo con las guerrillas no es suficiente para silenciar las otras armas, esas que por razones diferentes al conflicto armado terminan con la vida de tantos colombianos. Por eso le he propuesto al país que nos unamos, izquierdas, centros y derechas, para defender y aclamar el derecho a la vida”, agregó Antanas Mockus.

En relación al polémico contrato, Mockus precisó que no tuvo ningún tipo de participación ni en la gestión, diseño o ejecución, e indicó que se terminó de ejecutar en diciembre de 2014.

“La propuesta presentada y ejecutada en 2014, se relacionaba con una serie de investigaciones cualitativas y cuantitativas que permitieran evaluar la percepción de los colombianos frente al proceso de paz en La Habana y proponer herramientas pedagógicas para socializarlo (…) ninguna de las estrategias propuestas está relacionada, directamente ni indirectamente, con la marcha por la vida programada para el 8 de marzo de 2015”, señaló.

Sobre Corpovisionarios, Mockus indicó que “diseña y ejecuta proyectos desde hace casi 10 años, durante los cuales ha trabajado con el sector público y privado, en acciones para promover la cultura ciudadana a lo largo y ancho del país”.

“Entendemos que pueda haber detractores y personas que no están de acuerdo con a macha por la vida y estas insinuaciones pueden estar relacionadas con esas intenciones. Sin embargo, debo rescatar el saldo pedagógico de esta situación: no nos costó ninguna vida”, agregó Mockus.